Despliega el menú
Ocio y Cultura

Goya llega a La Habana junto a los Reyes

Un autorretrato del pintor aragonés, fechado en 1815 y que pertenece a los fondos del Museo del Prado, se expondrá en la capital de Cuba durante un mes.

Los Reyes junto al retrato de Goya cedido por el Museo del Prado
Los Reyes junto al retrato de Goya cedido por el Museo del Prado
Efe

 Uno de los icónicos autorretratos de Francisco de Goya llega a La Habana junto a los reyes de España, quienes recorrieron este jueves la sala donde tendrá lugar la exhibición del cuadro, que permanecerá durante un mes en la ciudad para marcar la primera visita oficial de un monarca español a Cuba.

Felipe VI y doña Letizia iniciaron su última jornada en la isla con una visita al Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), el más importante en el país, acompañados del viceministro de Cultura, Fernando Rojas, y el director de la institución, Jorge Fernández.

El MNBA está ubicado en un imponente edificio de La Habana Vieja, que guarda especial significado en la historia común entre España y Cuba por ser el antiguo Centro Asturiano de La Habana, construido por inmigrantes de esa comunidad autónoma.

En su discurso durante la cena ofrecida la noche anterior al presidente cubano Miguel Díaz-Canel, el Rey insistió en su deseo de que la cultura española sea mejor conocida en la isla y que pueda influir en los creadores locales.

"Queremos que conozcan nuestras grandes obras y por ello, en este viaje, tenemos el privilegio de ofrecer al pueblo de Cuba el impresionante retrato de Goya que será albergado en el MNBA las próximas semanas", señaló don Felipe, que destacó la importancia de la colaboración cultural como "elemento esencial" de la relación bilateral.

El lienzo, fechado por Goya en 1815, pertenece a los fondos del Museo del Prado, que celebra sus dos siglos este año y ha aplicado una política restrictiva de préstamos, lo cual hace mucho más excepcional esta cesión, la primera de la pinacoteca madrileña a Cuba.

Cronológicamente es el segundo autorretrato de Goya que conserva el Prado, que no lo mantiene actualmente en exposición.

Es un retrato de carácter oficial donde se ve al artista (1746-1828) con una camisa blanca, sobre la que usa la bata de terciopelo rojo oscuro con la que se pintaron muchos de sus colegas en cuadros similares de fines del siglo XVIII y principios del XIX.

La técnica utilizada, "a la manera de la pintura veneciana, acentúa la piel suave, algo flácida ya, del rostro, que necesita poca luz externa para destacar en el 'aire ambiente', casi velazqueño", describe el catálogo del Prado.

Esta será la cuarta ocasión en la que el cuadro llega a América en las últimas dos décadas: la más reciente durante una exhibición en Estados Unidos.

La pintura llegó a la isla con apoyo de la sociedad Acción Cultural Española y desde el pasado día 9 se encontraba en "reposo aislado" en una sala para su aclimatación, contó a Efe el embajador de España en Cuba, Juan Fernández Trigo.

Al conocer sobre el "déficit de pintura del siglo XVIII" en la colección del MNBA y la especial atracción de los cubanos hacia Goya, Fernández Trigo y su equipo contactaron con el Prado, que en medio de los festejos por el bicentenario mostraron "gran generosidad" al dejar que el lienzo pase en Cuba algo más de un mes.

"Creo que va a ser un éxito. Va a tener una capacidad de atracción de público enorme. Los cubanos van a tener una oportunidad histórica de ver un cuadro de primera línea", subrayó el diplomático.

Desde hace unos días, una gran banderola anuncia la muestra desde la fachada de la edificación que da al Parque Central habanero, uno de los puntos neurálgicos de la capital, que en dos días cumplirá 500 años.

Este será uno de los últimos actos oficiales de los reyes en La Habana antes de partir a Santiago de Cuba (este), la segunda ciudad cubana en importancia y la primera sede del Gobierno colonial español en la isla, desde su fundación en 1515 hasta 1556.

Etiquetas
Comentarios