Despliega el menú
Ocio y Cultura

conciertos

Raphael: "Yo siempre estoy empezando, es lo mejor que tengo"

El cantante da otra vuelta de tuerca a sus clásicos añadiendo la electrónica a la orquesta en ‘Raphael ReSinphonico’. Este sábado actúa, a las 21.00, en el pabellón Príncipe Felipe.

Raphael actúa este sábado en el pabellón Príncipe Felipe.
Raphael actúa este sábado en el pabellón Príncipe Felipe.
José Miguel Marco

Raphael es un clásico y, a la vez, nunca es el mismo. Este sábado regresa a Zaragoza con una propuesta que le hace guiños a la electrónica.

-Vuelve a Zaragoza con ‘Raphael ReSinphonico’, un concierto en el que añade a la orquestación de sus canciones arreglos electrónicos. ¿El desprejuicio es una de las claves de su éxito sostenido?

-Sí, ser tan inquieto es bueno para mi carrera, nunca me conformo, doy una vuelta de tuerca a todo, me reinvento constantemente y eso siempre es bueno. El público lo sabe apreciar mucho, pero mucho. Y le gusta enormemente este concierto, más que nunca. Mi público valora el esfuerzo, no vive del recuerdo. Y yo tampoco.

-En las fotos de su último disco y de los carteles de esta gira aparece una triple imagen suya. En una aparece vestido con chaqueta de cuero; en otra, con esmoquin, y en otra de negro, su atuendo de cabecera. Le da a todo en un mundo en el que proliferan las etiquetas.

-Lo que esa foto simboliza es mi versatilidad. Que lo mismo estoy cantando en un teatro o en un estadio que hago un musical como ‘Doctor Jeckyll y Mister Hyde’.

-¿Y con cuál de los tres estilos se queda?

-Con el que voy de negro. Porque es mi vida. Yo vestido de verde es que no me veo (risas). El negro es el no color. Abarca todas la luces del mundo, es el más tolerante, el más nada.

-¿Y cuál sería la esencia de Raphael, lo que permanece entre tanta reinvención?

-Mi personalidad. Yo no imito a nadie.

-Vivimos un mundo muy polarizado. Casi todo es objeto de polémica, la música y algunos artistas no escapan. No hay más que ver el caso de Rosalía. ¿Le afectan las redes sociales o le son ajenas?

-Yo no me siento ajeno a nada, siempre estoy empezando, es lo mejor que tengo. Aunque el público tiene su derecho a opinar siempre y cuando no ofenda. Rosalía canta muy bonito.

-¿Se ve moderno, incluso más que cuando era joven o los que le rodean?

-Soy más moderno ahora que antes. Porque la vida te enseña a entenderlo todo, todos los estilos, a tolerar muchas cosas.

-Ha colaborado con músicos de todas las generaciones, cantando sus creaciones o con ellos. Abraza muchos estilos. ¿Cómo está al día musicalmente?

-Me informo porque me gusta toda clase de música, desde el jazz al flamenco, pasando por el pop por lo sinfónico, depende del momento. Soy un gran escuchador.

-¿Y con qué se queda de lo que ha oído últimamente?

-Con ‘Raphael ReSinphonico’ (risas).

-Ahora se compran menos discos, se escuchan canciones sueltas en internet... ¿Teme que las nuevas generaciones conozcan más sus canciones que al artista que hay detrás?

-No es mi caso. Tengo una voz tan particular que en el momento que sale se sabe. El éxito de una canciones entierra a veces al cantante, pero no es mi caso.

-Tiene un repertorio extensísimo, plagado de grandes canciones...

-Eso es gracias a Manuel Alejandro.

-El caso es: ¿cómo acota a la hora de elegir el repertorio? Todo el mundo tiene una canción favorita de Raphael. ¿No teme que haya gente que salga decepcionada porque no la ha escuchado?

-Mi repertorio es tan variado que la gente siempre se va contenta. Y como me entrego en todas... Cumplo los deseos del 90% del público.

-Hablando de esas canciones inolvidables. Ha vuelto a grabar ‘Yo soy aquel’.

-‘Yo soy aquel’ es la intocable.

-Hasta ahora...

-Pero es que para hacer el ‘resinphonico’ necesitaba las mejores, melodías importantes... Necesitaba canciones que no se quedaran en nada. Pero en el concierto suenan más: ‘Digan lo que digan’, ‘Qué sabe nadie’...

-Un concierto es una tarea exigente. ¿Se prepara físicamente?

-Preparación física no. Lo único que hago es que el día que canto no hablo.

-¿Qué le parece a Raphael un escándalo?

-Estamos sin Gobierno. Si te parece poco...

-¿Irá a votar?

-Sí. Hay que colaborar. La idea de no votar es una pataleta que te puede dar, pero luego te arrepientes.

-¿No le ha llamado ninguna plataforma televisiva para hacer una serie sobre su vida? Daría para varias temporadas...

-Las series biográficas son para gente que ya no está o se está marchando. Pero yo trabajo todos los días haciendo conciertos. No es tiempo. Bueno, dentro de cinco años me preguntas.

-¿Y musicales?

-No puedo meterme en un teatro un año entero. Pero quién sabe...

-Veo que nunca se cierra puertas.

-Nunca. Quién sabe si llegará una oportunidad que estoy esperando. ¡Quizá mañana me den el Óscar! (carcajadas).

-Aún le hacen ilusión los premios...

-Es muy difícil conseguirlos. Más cuando, como yo, tienes tantos.

El concierto

‘Raphael ReSinphonico’. Un híbrido entre la música orquestal y la electrónica que le ha permitido revisitar sus mayores éxitos.

Dónde. Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza.

Cuándo. Este sábado, 21 de septiembre, a las 21.00.

Cuánto. Los precios van de los 55 a los 90 euros.

Etiquetas
Comentarios