Ocio y Cultura

el barco fenicio de mazarrón

Manuel Martín Bueno: un aragonés en la comisión asesora que busca conservar un pecio "único y excepcional"

El catedrático de la Universidad de Zaragoza y experto en arqueología subacuática insiste en que la extracción del barco fenicio hundido en Mazarrón aún no está decidida, pero reconoce que "hay que actuar ya"

MANUEL MARTIN BUENO ( CATEDRATICO DE ARQUEOLOGIA DE LA UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA ) / 08/06/2016 / FOTO : OLIVER DUCH
Manuel Martín Bueno es catedrático de Arqueología de la Universidad de Zaragoza.
Oliver Duch

El catedrático de la Universidad de Zaragoza Manuel Martín Bueno, uno de los mayores expertos en arqueología subacuática de España, forma parte de la comisión asesora que creó el Ayuntamiento de Mazarrón para supervisar las labores de conservación y recuperación de la embarcación fenicia que reposa en el fondo del Mediterráneo, frente a la playa de La Isla, a solo 2,7 metros de profundidad. "En estos casos, tan malo es que el pecio esté a 800 metros bajo el agua como que esté casi en la superficie", aclara.

Esa mesa técnica va a esperar al informe que en solo unos días le presentarán los investigadores contratados por el Ejecutivo murciano para bajar hasta el pecio y comprobar in situ cuál es el estado actual de los restos. «Está previsto que, tras el comienzo de las inmersiones esta semana, el informe esté listo en unos diez días», explica Martín Bueno. «En función de esa información, la comisión asesora emitirá su propio dictamen, y a partir de ahí la Consejería de Cultura del Gobierno de Murcia tomará la decisión definitiva».

Martín Bueno insiste en que, a pesar de que se está dando por hecho que los restos del pecio se van a rescatar, «aún no hay nada decidido». No obstante, él mismo reconoce que esa es la opción más probable. «Si me preguntan ahora mismo, mi impresión es que hay que actuar ya, porque el pecio corre serio peligro de ser destruido por un temporal», señala.

En este sentido, el catedrático de la Universidad de Zaragoza recuerda que lo que está en juego es la conservación de una embarcación «única y excepcional». «Se trata de un pecio de finales del siglo VIIo principios del siglo VI antes de Cristo», recalca. «En la Península no se conoce ninguna otra embarcación tan antigua, y además presenta rasgos constructivos tanto de los fenicios como de los pueblos ibéricos que colonizaban esas costas en aquella época».

En realidad, en la playa de La Isla de Mazarrón se encontraron los restos de dos embarcaciones. Una, más incompleta, fue retirada del fondo del mar en 1995, pero entonces se prefirió no tocar la segunda y más valiosa. «Lo que se hizo fue protegerla de los curiosos y de la propia dinámica del litoral instalando una caja de seguridad que en su momento tuvo sentido y fue efectiva», valora Martín Bueno. «El problema ha sido que desde entonces han pasado 20 años y la corrosión, las corrientes marinas y los temporales han dañado esa caja de seguridad convirtiéndola en una amenaza para el pecio».

Martín Bueno explica que la estructura que sustenta la caja de protección se ha descalzado y también han colapsado algunas de sus placas, por lo que en cualquier momento un temporal puede llevarse por delante tanto la caja de protección como el pecio que hay en su interior. «Por eso creo que va a haber que actuar antes de que eso pase», dice.

Etiquetas
Comentarios