Ocio y Cultura

entrevista

Antonio Bahamonde: "La inteligencia artificial dejará a mucha gente fuera del sistema"

El investigador ha participado en la Escuela de Verano del Laboratorio Europeo de IA, organizada por la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento.

Antonio Bahamonde, presidente de la Sociedad Científica Informática de España, en Etopia.
Antonio Bahamonde, presidente de la Sociedad Científica Informática de España, en Etopia.
Guillermo Mestre

El cine nos puede y la mayoría pensamos en robots, avatares 3D… pero, ¿qué es, qué hace la Inteligencia Artificial (IA)?

La IA trata de construir programas capaces de hacer cosas que, si las hiciesen personas, diríamos que están haciendo algo inteligente. Cuando una persona juega al ajedrez y juega bien, decimos que está comportándose inteligentemente; bueno, pues, si eso lo hiciese una máquina, tendríamos que decir que esa máquina está comportándose inteligentemente también. En estos momentos, la IA hace cosas que las personas, simplemente, no podemos hacer, pero que son cosas que nos parecen inteligentes, que tienen interés.

¿Por ejemplo?

Una máquina puede levantar pesos que nosotros no podemos levantar. La máquina no es inteligente, se llama grúa,pero hay máquinas a las que podemos hablarles en español y traducirnos al chino y a muchos idiomas más. Eso es útil y quizá deberíamos aceptar que es inteligente.

Sabemos que va a cambiar nuestras vidas. En un baremo del 1 al 10, ¿dónde está hoy la IA?

No lo sé, porque el objetivo, ese baremo, va cambiando. Siempre aparecerán nuevas cosas que queramos conseguir. Y hoy queremos cosas que antes ni se nos ocurría que podíamos querer.

¿Y qué queremos, hoy?

Queremos tener más salud, más bienestar, si tenemos una empresa, conocer a todos nuestros clientes; imagínese que nuestros clientes pueden ser 700 millones... Esto solo lo puede hacer la IA y es algo que jamás hubiéramos imaginado que pudiésemos hacer.

Dicen que los medios tratamos el tema de manera más alarmista que real. Tal vez sea porque nos da miedo. ¿Qué mitos debemos desterrar?

Que la IA pretende construir seres como los humanos. No es verdad. Desde el punto de vista tecnológico, hoy sería muy complicado y económicamente no interesa.

La IA pone en jaque nuestro actual modelo de trabajo.

Se estima que hasta el año 2030, en España van a desaparecer entre cuatro y cinco millones de puestos de trabajo, con un perfil de entre 40-50 años. Y serán trabajos que, hablando coloquialmente, será fácil de explicar en qué consisten. ¿Usted, en que trabaja? Yo conduzco un coche. Pues..., adiós.

Pero eso... ¡es un desastre! ¿Qué haremos con tanta gente fuera del sistema?

Sí, es un problema político muy grave. Necesitamos generar riqueza utilizando las nuevas tecnologías para hacer frente a tantas prestaciones sociales como se van a generar. En España, se están haciendo planes, pero muy tímidos.

Entonces, no es tan extraño que nos dé miedo, que seamos alarmistas.

No. Pero tenemos la solución. España, por ejemplo, es una potencia mundial en turismo. Podemos hacer productos de IA que mejoren la experiencia del turista. Tenemos que poner a nuestros mejores cerebros a pensar cómo explotar eso. No podemos explotarlo solo con camareros. Y otro campo en el que hay que indagar más es en el del idioma: el español. Hay que hacer mucha más formación ‘online’ y en español, aprovechando que somos los que mejor conocemos el idioma. Tenemos que invertir para crear productos disruptivos, es decir, que rompan el mercado, que creen cosas diferentes, aprovechando aquello en lo que somos buenos. Necesitamos un plan conjunto de investigación y de industrialización en sectores estratégicos.

Ha mencionado la formación, la educación...

La educación es fundamental. Nuestros chavales deberían saber programar desde primaria, con estudios de informática obligatorios, igual que se hace en otros países de nuestro entorno. Tenemos que educar para que las personas convivan con automatismos, para que puedan cambiar de empleo, y tenemos que educar para la responsabilidad. Nos estamos jugando el futuro de nuestros hijos.

Etiquetas
Comentarios