Despliega el menú
Ocio y Cultura

MÚSICA

El góspel africano de Aba Taano vuelve a Zaragoza once años después de la Expo

Los ugandeses actúan hoy en Santa Engracia tras debutar en 2008 como profesionales en el Pabellón de África

Los integrantes de Aba Taano, que actúan esta tarde en la Iglesia de Santa Engracia.
Los integrantes de Aba Taano, que actúan esta tarde en la Iglesia de Santa Engracia.
RC

Esta tarde los coros de la Iglesia de Santa Engracia de Zaragoza van a sonarles muy diferentes a los parroquianos habituales del lugar gracias a la actuación a las 20.00 del quinteto de góspel africano Aba Taano, una formación que ha recibido premios en varios países, guarda una terrible historia detrás y comenzó su carrera artística en la Expo de Zaragoza de 2008.

El estilo de los ugandeses es el del góspel africano, el origen de los cantos de las iglesias de Estados Unidos popularizados en España por el cine. A través de estas canciones se buscan expresar los sentimientos religiosos, por lo que se realizan en iglesias. "Los chicos tienen mucha fe y lo demuestran con alegría, con coreografía, con saltos... igual que como reaccionan en las iglesias de África", explicó ayer su directora Elisabeth Michot. Entre los temas que suelen interpretar están ‘Stand by me’, ‘I Just called to say I love you’, o ‘I say a little prayer’.

Debut zaragozano

El grupo tiene su origen en el proyecto que Michot inició en Uganda hace ahora 14 años. "Yo tenía una agencia de música clásica y antigua –explicó ayer la directora de origen francés–, y se me ocurrió traer a España a un coro de niños africanos. Organicé una gira y me enamoré de todos ellos. Cuando volvieron a Uganda, estaban en un orfanato donde solo podían sobrevivir y, encima, el dueño les echó a todos a la calle. Empecé a traerles de vuelta a España para hacer más giras y al final acabamos creando este proyecto".

Tras unos años de recorrido, Michot vio que el quinteto era la formación más adecuada para este grupo, y así nació Aba Taano. Su primera actuación fue, casualmente, en la Expo de Zaragoza, donde realizaron ocho conciertos diarios en el Pabellón de África. "Había gente que volvía al pabellón constantemente para oírles una y otra vez", recordó Michot.

Desde su participación zaragozana, el conjunto ha recorrido varios países europeos, siendo galardonado en festivales y encuentros especializados de todo el continente. Actualmente, solo dos de los coristas iniciales se mantienen, llevando más de dos mil conciertos a sus espaldas. "Son muy profesionales. Cuentan con nueve premios internacionales, cinco discos y mucho estilo", reivindica la directora del proyecto.

Una buena causa

Con la recaudación del concierto de hoy, cuyas entradas tienen un precio de 5 euros, se contribuirá a mantener el orfanato de Kireka, en Kampala, Uganda, en el que viven actualmente unos 30 niños. "Espero que el público de Zaragoza se anime mucho y se de cuenta de que son un grupo muy profesional. Aquí hay un altísimo nivel, porque que les hayan dado nueve premios es muy relevante", expresó Michot.

Etiquetas
Comentarios