Despliega el menú
Ocio y Cultura

ocio

La guerra de las palomitas: ¿dónde las compramos, dentro o fuera del cine?

Los precios de este 'snack' pueden llegar a ser muy variados. Por ejemplo, mientras que un menú pequeño vale 5 euros en los cines del grupo Palafox, en los de Cinesa asciende a 7,60.

Palomitas
¿Es tan caro comprar las palomitas en el cine?
Pixabay

No hay plan mejor en una calurosa tarde de verano: unos buenos amigos, una butaca en una sala con aire acondicionado y una película de estreno. El cine es una de las opciones de ocio más recurrentes en cualquier época del año, pero en verano se convierte, además, en un refugio contra la canícula. Y para que la fórmula sea perfecta, todavía falta añadir un ingrediente esencial: las palomitas. Este popular ‘snack’ es imprescindible en cualquier jornada cinéfila que se precie y, frecuentemente, divide a los espectadores en dos grupos distinguidos: los que lo compran en el mismo cine y los que lo adquieren en cualquier otro establecimiento, bien por las prisas o por el precio. Pero, ¿cuánto cuestan las palomitas? ¿Es tal la diferencia de dinero entre un lugar y otro? ¿Gastamos más en ellas que en la propia película?

Una entrada básica de adulto en un cine de Zaragoza cuesta entre 5 euros (Yelmo Cines Plaza Imperial) y 7,70 (Cinesa Gran Casa y Puerto Venecia) o 7,90 (Palafox, Aragonia y Cervantes). Todas las salas (salvo Yelmo, que tiene un precio fijo) ofrecen descuentos para alguno colectivos, que pueden reducir el precio aproximadamente entre 2 y 3 euros: niños, estudiantes, portadores del carnet joven, mayores de 65 o familias numerosas.

Esta semana, además, del lunes al miércoles, se ha podido disfrutar de la promoción de la fiesta del cine, con todas las entradas a 2,90 euros, una ganga en comparación con los precios habituales. Esta abismal diferencia (hasta 5 euros menos que una entrada normal) ha provocado que los espectadores acabemos gastando más en las palomitas y los añadidos que en la propia película (aunque algunos ya lo hacen habitualmente).

Los precios de las palomitas pueden llegar a ser realmente altos. Por ejemplo, mientras que un menú pequeño (con refresco de 50 centilitros y caja de palomitas de 90 gramos) vale 5 euros en los cines del grupo Palafox (4,20 si es con agua), en los de Cinesa asciende a 7,60. Asimismo, el menú individual más grande de Palafox, el ‘Combi XL’ (refresco de un litro y palomitas de 350 gramos), cuesta 6,60, mientras que el de Cinesa, el ‘Clásico’ (con refresco de 75cl y palomitas ‘gigantes’), 8,70. 

Algunos de estos menús de palomitas y refresco pueden adquirirse a un menor precio con las promociones que las salas de cine ofertan en sus páginas web. En Palafox, por ejemplo, al comprar la entrada a través de internet se obtiene un descuento de un euro en algunos menús.

Para los que prefieran solo palomitas, los cines del grupo Palafox cuentan con cuatro tamaños (90, 150, 225 y 350 gramos), que van de los 2,40 a los 4 euros. Aquí, nuevamente, vuelve a haber grandes diferencias, ya que, por ejemplo, en las salas de Cinesa, solo la caja de palomitas básica cuesta más de 4 euros.

¿Y cuánto valen las palomitas fuera del cine? ¿Merece la pena comprarlas en otro sitio? De nuevo, depende del cine y del establecimiento alternativo en el que las queramos comprar. Habitualmente, en las tiendas de golosinas el paquete de palomitas no suele superar los 2 euros. Por ejemplo, en Frutos Secos El Rincón un paquete envasado cuesta 1,60.

Pero, ¿y si no hay alternativa? Hay veces que comprar las palomitas en el cine es la única opción, como cuando se acude a sesiones nocturnas y las tiendas de fuera ya están cerradas. No es el único caso que se puede dar. En Puerto Venecia, la venta de palomitas la ostenta en exclusiva Cinesa, es decir, que el resto de tiendas no pueden vender este producto y, por tanto, solo se pueden comprar en el cine. En Gran Casa (donde las salas también son de Cinesa), en cambio, sí se permite la venta de palomitas en otras tiendas.

¿Me pueden prohibir entrar al cine con comida o bebida del exterior?

Esta es otra de las dudas que suele surgir entre los espectadores. Desde FACUA, señalan que impedir a un usuario entrar con su propia comida o bebida a un restaurante sería una limitación del derecho de admisión razonable, pero hacerlo en un cine tiene "tan poca base legal" como no permitirle acceder con un abrigo: "Si la empresa propietaria del cine decidiese vender ropa dentro del establecimiento, resultaría absurdo que obligase a los usuarios a quitarse la suya para poder entrar”.

Por este motivo, desde esta organización de consumidores ya han interpuesto numerosas denuncias a empresas de cine de toda España que han impedido a usuarios acceder a sus salas con comida o bebida del exterior. De hecho, un cine de Zafra (Badajoz) denunciado por FACUA ha sido recientemente sancionado por el Instituto de Consumo de Extremadura a pagar una multa de 3.005 euros por una infracción grave de la normativa de defensa del consumidor, al no permitir la entrada con productos del exterior.

- Consulta cartelera de cine en Aragón en Heraldo Ocio 

Etiquetas
Comentarios