Ocio y Cultura

feria del libro zaragoza

El buen tiempo anima los primeros compases de la Feria del Libro de Zaragoza

Más de 550 escritores firmarán ejemplares en las casetas de la Plaza del Pilar hasta el 9 de junio.

La feria lucía así de animada este sábado por la mañana.
La feria lucía así de animada este sábado por la mañana.
Oliver Duch

Solo un día después de arrancar, la Feria del Libro de Zaragoza se encontraba ya a velocidad de crucero. El excelente tiempo de este sábado fue el principal impulsor de este buen arranque, si bien a algunas horas del día el sol apretaba de tal manera que se cotizaba más cualquier cosa que pudiera hacer las veces de abanico que una firma del escritor favorito.

Precisamente, el determinante factor climatológico y la consiguiente ubicación de la feria en el calendario siguen siendo tema de debate en la organización. "Quizá se juntan demasiados actos en torno al libro en primavera", comentaba este sábado César Muñío, de la Librería París, además de secretario y presidente de la Comisión Permanente del Libro (Copeli). "Aún hay quien confunde esta feria con el Día del Libro", recordó. Pero a la vez reconocía que es difícil diversificar y encontrar otras fechas:"Podría ser en octubre, pero las Fiestas del Pilar se lo comen todo".

La plaza y los ganchos

Lo que parece haber quedado fuera de toda duda es la idoneidad de la ubicación actual, la plaza del Pilar, con la que hay conformidad general. También hay unanimidad sobre el poderío de uno de los ganchos indudables, las firmas de los escritores, con más de 550 este año, una cifra de récord. En este sentido, para Muñío la feria debe servir, sobre todo, como una oportunidad para sacar músculo de la producción local. Al lado de Muñío, estaba escuchando, por ejemplo, Jesús Tejel, que firmaba libros de su libro ‘Aragón a flor de piel’, un álbum fotográfico con más de 200 fotografías aéreas de localidades aragonesas.

Desde Siétamo

Y, junto a él, a esas horas de la tarde, muchos más escritores e ilustradores aragoneses. Por ejemplo, Miguel Mena, candidato a ser uno de los más vendidos de esta edición de 2019 con su libro recién sacado del horno, ‘Canciones ligeras’. También firmaban en horario vespertino autores como Patricia Esteban Arlés; la que ha sido pregonera este año, Irene Vallejo, Antón Castro, Luis Zueco, Ana Alcolea o José María Tamparillas, autor de ‘Pancracio, el niño batracio’, de la editorial Libros Ida y Vuelta, con sede en Siétamo y que estos días se traslada a Zaragoza con motivo de la feria. Javier Hernández, uno de sus responsables, contaba que el año pasado fue su estreno en estas lides y que repite con sus originales libros ilustrados porque le gusta "el ambiente" y para él supone un magnífico escaparate de sus cuidadas producciones, en la línea del libro-objeto, "lo opuesto a las novedades editoriales". "Cuando más me gusta es cuando veo que la gente recorre todas las casetas y acaba volviendo", explicó.

Como leve queja, el hecho de que coincida la feria de la capital aragonesa con la de Huesca. "Si no se solaparan, ni estas dos ni otras, creo que podría armarse un buen circuito de ferias por Aragón, que nos interesa a todos".

Como otro de los talones de Aquiles de esta cita anual, el presidente de Copeli señaló que "echamos en falta más niños" e, incluso, llegó a plantear una miniferia alternativa solo de libro infantil.

Se llegue a celebrar o no, lo cierto es que, por lo menos este sábado, y conforme iba avanzando la tarde y el ambiente en las casetas animándose, el público infantil era numeroso y, en gran parte, fiel lector, como pudo comprobar Begoña Oro.

"Gente con ganas de leer"

La zaragozana, encantada con el buen tiempo –"el año pasado hubo un día de lluvia y algún partido de fútbol que dejó la feria desierta", recordó– acababa de recibir con los libros abiertos a un chaval que se había leído toda la colección de sus ‘Misterios a domicilio’ y fue a por la siguiente novedad de su escritora favorita. "Me gustan las ferias porque son un encuentro con gente con ganas de leer", contó. Para ella, "es una cita intergeneracional, la oportunidad de compartir lecturas en familia y, para los escritores, de vernos con los lectores, con niños que es como si te conocieran porque te han leído, pero que nunca te han visto en persona".

Entre los escritores que este domingo firman en las casetas están Esteban Navarro, Sergio del Molino, Clara Fuertes, Juan Domínguez Lasierra, José Luis Corral, Iguazel Elhombre, Fernando Rivarés, José María Satué, Joaquín Berges o Míchel Suñen.

Etiquetas
Comentarios