Despliega el menú
Ocio y Cultura

El manuscrito Voynich, ¿por fin descifrado?

Un académico de la Universidad de Bristol publica un estudio en el que señala que está escrito en lengua protorromance.

Páginas del manuscrito Voynich que tradicionalmente se cree que representan temas astrológicos
Páginas del manuscrito Voynich que tradicionalmente se cree que representan temas astrológicos
Universidad de Yale

Un académico de la universidad británica de Bristol, Gerard Cheshire, asegura que ha descifrado el manuscrito Voynich, un famoso libro del siglo XV escrito en un idioma hasta ahora indescifrable para lingüistas, criptógrafos y matemáticos, según ha publicado el portal Phys.org.

El Manuscrito Voynich es un libro ilustrado, de contenidos desconocidos, escrito en un alfabeto que hasta ahora no ha sido identificado y con un idioma que los científicos han denominado voynichés. No está fechado, pero las pruebas de carbono 14 que se le han realizado (el volumen pertenece a la Universidad de Yale) establece que fue realizado entre los años 1404 y 1438. El manuscrito debe su nombre al bibliófilo lituano Wilfrid M. Voynich (1865-1930), que lo compró en 1912. 

Según Gerard Cheshire, en un artículo científico publicado en la revista 'Romance Studies', solo tardó dos semanas en identificar el lenguaje y el sistema de escritura del libro, que, según sostiene, se trata de la lengua protorromance. Según su teoría, el texto "fue compilado por monjas dominicas como una fuente de referencia para María de Castilla, la reina de Aragón (por su matrimonio con Alfonso el Magnánimo), que era la tía abuela de Catalina de Aragón".

El protorromance es un antecesor de las lenguas romances actuales,  como el portugués, español, francés, italiano, rumano, catalán y gallego. "El idioma utilizado estaba extendido por el Mediterráneo durante el periodo medieval, pero rara vez se utilizaba en documentos oficiales o importantes -señala Cheshire-, porque el latín era el idioma de la realeza, la Iglesia y el gobierno. Como resultado, el protorromance estuvo fuera de los registros hasta ahora".

Para este investigador, el alfabeto empleado en el manuscrito "es una combinación de símbolos desconocidos y otros más familiares". El documento no utiliza signos de puntuación. Cheshire está estudiando el manuscrito para intentar traducirlo al completo. 

El manuscrito Voynich ha sido objeto de numerosas 'traducciones', especialmente en los últimos años. En 2014 el botánico Arthur Tucker, de la Universidad Estatal de Delaware, aseguraba que su origen era mesoamericano, dado que en algunas ilustraciones aparecían plantas de esa parte del planeta. Ese mismo año, Stephen Bax, profesor de la Universidad de Bedfordshire (Reino Unido), aseguró haber traducido 10 palabras del manuscrito, pero en los últimos años su teoría ha sido desacreditada. 

De él se ha dicho que puede ser un manual de salud para una señora 'acomodada' que buscaba solucionar sus problemas ginecológicos; que sus ilustraciones indican que su autor fue un judío que vivía en el norte de Italia; o que en realidad se trata del Árbol de la Vida un diagrama del macrocosmos y la analogía de lo absoluto. 

Etiquetas
Comentarios