Ocio y Cultura

Toros

Un gesto de Morante de la Puebla con un toro en Sevilla desata la polémica

El diestro sacó un pañuelo y acarició al animal antes de rematar su faena el pasado viernes. Algunos interpretan que buscaba secar las lágrimas al astado antes de darle muerte, otros ven una señal de respeto.

Faena de Morante de la Puebla en Sevilla
Faena de Morante de la Puebla en Sevilla
Efe

La guerra sin cuartel entre animalistas y amantes del toreo no cesa. Esta vez, el motivo de su enfrentamiento en redes sociales ha sido un gesto del torero Morante de la Puebla durante su faena en La Maestranza de Sevilla el pasado viernes, con motivo de la Feria de Abril. 

Como muestran unas imágenes compartidas en Twitter por la presidenta del partido animalista Pacma, Silvia Barquero, Morante tuvo un acercamiento al animal, aparentemente empatizando con su sufrimiento antes de terminar su faena con la estocada. Un gesto muy comentado en las últimas horas.

En el vídeo, de apenas 14 segundos de duración, aparece el diestro delante del toro, a pocos centímetros de distancia. En un momento dado, sorprende a los espectadores de la plaza sevillana sacando un pañuelo y pasándolo por el rostro del animal, herido ya con varias banderillas sobre su lomo. Algunos han interpretado que quería limpiarle las lágrimas de sus ojos, otros creen que buscaba quitarle algo de sangre o sudor. En cualquier caso, no es un gesto que suela verse a menudo sobre los ruedos y la respuesta no se hizo esperar.

"Solo una mente retorcida y perversa sería capaz de torturar a un animal hasta que la sangre le chorree por las patas y limpiar con un pañuelito una brizna de su cara. Disimula el torero mal su espeluznante carencia de empatía. ¡Abolición de la tauromaquia YA!", escribía Barquero.

En la misma línea se manifestaban otros usuarios, que tachaban este gesto de "sádico", "psicópata", "hipócrita" o "perverso", ya que llegaba pocos minutos antes del sacrificio del animal a manos del propio torero..

En defensa del torero

Sin embargo, no todo han sido críticas e indignación al respecto. Esta acción fue aplaudida en la plaza andaluza y algunos aficionados al toreo lo defienden como muestra de "caballerosidad"  o de "honra" del diestro hacia el toro. Muchos aseguran que con esta caricia al testuz del astado, Morante solo buscaba homenajear a otros toreros que en tiempos lo hacían, como Joselito el Gallo o Cúchares.

En cualquier caso, la polémica está servida.

Etiquetas
Comentarios