Ocio y Cultura

CULTURA

Las empresas culturales aragonesas piden una mayor implicación a instituciones y ciudadanos

Los integrantes del Cultursic han presentado esta mañana las conclusiones de su encuentro del pasado marzo, alertando del bajo consumo cultural en la Comunidad

JORNADAS CULTURSIC
María José Ferrando, Darío Villagrasa, Santiago Paniagua, Luis Alfonso Bes, Carlos Gamarra y Gregorio Briz, en el debate político que cerró el II Salón Cultursic.
Oliver Duch

"No puede ser que dediquemos poco dinero a la cultura y que lo que se invierta, se haga mal", ha denunciado Jose Luis Melendo, gestor cultural y subdirector del máster en Gestión de Políticas y Proyectos Culturales, que está detrás del II Salón de las Industrias Culturales y Craetivas de Aragón y de las Asociaciones Profesionales del Sector Cultural (Cultursic). Este encuentro, organizado por este curso en el pasado mes de marzo, reunió a 131 personas de 102 empresas culturales. Esta mañana se han presentado las conclusiones de ese cónclave. La principal: en Aragón hay un problema con la cultura.

"En Aragón estamos en la mitad de la tabla en cuanto a PIB, somos la quinta comunidad en PIB per cápita y estamos de las últimas en consumo cultural. ¿Cómo es posible?", ha planteado Melendo. "Aquí pasa algo específico con la cultura y hay que actuar ahora o nos quedaremos a la cola", ha alertado, señalando a la pérdida como "valor específico para los ciudadanos" como causa de esta situación.

Lo cierto es que en el sector se nota una preocupación. En la presentación de esta mañana ha habido representantes de varios de ellos como Gaizka Urresti, presidente de la asociación de productores de cine aragoneses; María López, presidenta de Ares, Asociación de Empresas de Artes Escénicas: Pablo Cano, presidenta de la asociación musical Aragón en Vivo; Chema Fernández, promotor musical y Ana Pavía, secretaria general del Sindicato de Actores de Aragón. Todos han coincidido en dar la voz de alarma, aunque cada actividad tenga sus peculiaridades.

Las conclusiones del encuentro han sido desgranadas por la directora del Máster, María Ángeles Naval, que ha reivindicado la importancia del sector cultural en la economía, así como la necesidad de "que haya objetivos estratégicos en política cultural". "Hay que evitar la improvisación", ha resumido.

Esas conclusiones recogen que lo más acuciante para el sector es la falta de inversión y de consumo, según han explicado, y para resolverlo se han propuesto varias medidas, que pueden agruparse en una mayor inversión por parte de las administraciones (la cultura recibe el 0,45% del presupuesto de la comunidad frente al 1,87% que llegó a recibir en 2007), una necesidad de alcanzar pactos entre diferentes fuerzas políticas para que haya estabilidad en el sector y el fomento del consumo de cultura entre la población. Todas ellas pueden consultarse aquí. "La sociedad aragonesa no tiene asumido valorar la cultura como un valor necesario para el desarrollo personal, económico y social", ha afirmado Melendo o, en otras palabras, "necesitamos crecer en público, hay gente que jamás consume cultura", como ha dicho Fernández.

Etiquetas
Comentarios