Despliega el menú
Ocio y Cultura

ocio y cultura

Escritoras ‘insólitas’ que quiebran la realidad

La aragonesa Patricia Esteban Erlés figura en una antología de literatura fantástica de mujer de España y Latinoamérica de Páginas de Espuma

Patricia Esteban Erlés.
Patricia Esteban Erlés, maestra del micorrelato, ha sido incluida en la antología 'Insólitas'.
Guillermo Mestre

Juan Casamayor, el editor aragonés de Páginas de Espuma, recuerda que desde la publicación de las antologías ‘Pequeñas resistencias’, que preparó Andrés Neuman, y ‘Por favor, sea breve’, de Clara Obligado, su sello llevaba mucho sin publicar este tipo de libro. “Sin embargo, hemos visto que los últimos tiempos ha habido una irrupción de la insólito, un grado de disolución de la realidad que conduce a una órbita de lo fantástico. En ‘Insólitas. Narradoras de lo fantástico en Latinoamérica y en España’ hay muchos contenidos, pero dominan el extrañamiento en lo cotidiano, con la zaragozana Patricia Esteban Erlés a la cabeza, y la presencia del horror, que alcanza su esplendor en Mariana Enríquez. A todo ello se suman otras preocupaciones: la identidad, el cuerpo y sus metamorfosis. Los géneros no miméticos crean un espacio de libertad que converge en la literatura de lo insólito”, dice Juan Casayamor.

La profesora Teresa López-Pellisa (Alcañiz, 1979) y Ricard Ruiz Martín (Barcelona, 1973) son los responsables de esta selección que “consta de 28 mujeres, 10 de España y 18 de Latinoamérica, ni siquiera hay una por cada país, pero no nos cabían más en un volumen que se acerca a las 500 páginas”, dice la profesora turolense, que da clases en Mallorca, es especialista en literatura fantástica y jefa de redacción de la revista ‘Brumal. Revista de Estudios Hispánicos’. El título de la publicación no llama a engaño: el segundo libro de la escritora Cristina Fernández Cubas, que maneja como nadie la fusión de lo cotidiano y lo maravilloso, se tituló ‘Los altillos de Brumal’.

Portada de 'Insólitas'-
El libro 'Insólitas', que publica Páginas de Espuma.
Guillermo Mestre 

Teresa López-Pellisa, vinculada también a la localidad bajoaragonesa de Belmonte de San José, abunda en algunos detalles: “Cristina Fernández Cubas está, claro que sí. Es una escritora excepcional, y hemos elegido el cuento que daba título a su primer libro: ‘Mi hermana Elba’, que no ha sido muy seleccionado en otras compilaciones. Su obra, a ella le pertenece el término ‘el ángulo del horror’, capital en este libro, se ajusta perfectamente al espíritu del libro. Lo insólito, para mí, para nosotros, es una quiebra de la realidad, suceden cosas que no tienen explicación racional”.

Lo insólito es la apuesta inicial, la segunda es que los textos, cuentos siempre, “buenos cuentos, en realidad, muy buenos”, hayan sido escritos por mujeres. “Nunca se había publicado una antología así. Lo insólito, lo extraordinario, en todos los campos o parámetros, visto por mujeres. Pero que nadie espere leer un libro feminista. Son cuentos escritos por mujeres, sin complejo alguno, comprometidas con la ficción y la buena literatura, cuentos de un grupo de autoras españolas y latinoamericanas. Hemos querido que todas estén vivas y que lo insólito no sea un hecho azaroso, sino una visión del mundo, una apuesta de escritura”.

Teresa López-Pellisa, compiladora de ‘Las otras. Antología de mujeres artificiales’ (2018) y ‘Poshumanas y distópicas. Antología de escritoras españolas de ciencia ficción’, explica que en el libro se buscaba también "la presencia de mujeres que practicasen diversas estéticas en el subgénero del terror, de lo fantástico, de la ciencia ficción y de lo maravilloso". Insiste de nuevo, y lo dice alguien que practica estudios de género,  "que no es una selección feminista ni femenina, solo presenta autoras con mucha calidad en lo fantástico”. Teresa López-Pellisa, toda vitalidad y apasionamiento, cita un sinfín de nombres que van desde Borges y Cortázar o Silvina Ocampo.

La horquilla de edades van desde la mexicana Amparo Dávila, de 90 años, hastas las más jóvenes Laura Fernández (38), española, o la mexicana Laura Rodríguez Leiva (30). Y con ellas, entre las 28, están Luisa Valenzuela, Fernández Cubas, Cristina Rossi, Ana María Shua, la ecuatoriana Solange Rodríguez Pappe (que acaba de presentar su libro 'La primera vez que vi un fantasma' en Cálamo) o la única aragonesa presente en la selección: Patricia Esteban Erlés, columnista de HERALDO.

Teresa López-Pellisa.
Ricard Ruiz y Teresa López-Pellisa son los compiladores de 28 autoras españolas y latinoamericanas.
Archivo Páginas de Espuma.

López-Pellisa se vuelca con ella. “Patricia Estaban Erlés es maravillosa. Es una gran autora de textos de inspiración fantástica. Terribles. Oscuros. Sus microrrelatos son impresionantes, una mezcla turbadora del terror y lo fantástico. Usa el humor y la subversión de géneros, y sabe encontrar el lado más oscuro. Su cuento es soberbio”, dice. Cita otros nombres como Pilar Pedraza, una experta en máquinas y autómatas y mujeres virtuales, o a Laura Gallego. “A muchos les habrá sorprendido su presencia. Es una autora de fantasía épica para jóvenes. Aquí plantea un mundo delirante que ya acaba de darse en la realidad. Eso es algo que sucede: las autoras son un poco visionarias”, dice.

Más allá de la antología, muy agradecida a Páginas de Espuma “por su apuesta. Ha sido muy doloroso dejar a tanta gente fuera, pero el libro ya es muy extenso”, Teresa López-Pellisa dice que admira mucho a Ursula K. Le Guin, “con la que he llegado a escribirme”, y a la pionera Mary S. Shelley, “ella es la primera, abrió caminos a casi todas”, y recomienda dos cuentos “magistrales” como ‘La resucitada’ de Emilia Pardo Bazán, editada recientemente por Contraseña en Zaragoza, y ‘La muñeca menor’ de Rosario Ferré, “uno de los cuentos más impresionantes que he leído en toda mi vida”.

Etiquetas
Comentarios