Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

El retablo de la iglesia de San Pablo se podrá descubrir con guía desde agosto


Los visitantes accederán de forma gratuita los fines de semana recibiendo las explicaciones de un especialista

Trabajos de restauración de las puertas del retablo de San Pablo.
El retablo de la iglesia de San Pablo se podrá descubrir con guía desde agosto
Oliver Duch

 La Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas organiza un programa de visitas guiadas a los principales proyectos de restauración de bienes culturales que actualmente está ejecutando, entre los que se encuentra las puertas del retablo de la iglesia de San Pablo, de Zaragoza. Las visitas se desarrollarán, para el caso del monumento zaragozano, los sábados y domingos entre el 2 de agosto y el 26 de octubre.

En este programa se podrán hacer también visitas guiadas gratuitas por el Castillo de Ucero (Soria), el pozo minero de Santa Bárbara (Mieres) y el retablo de Belén en la iglesia de la Asunción de Laredo (Cantabria). 

Este programa, que comenzó en el verano de 2011 y en el que ya han participado más de 8.000 personas, es una buena oportunidad para visitar monumentos total o parcialmente cerrados a causa de las obras y conocer de primera mano la labor que arquitectos, arqueólogos y restauradores están desarrollando en la protección y conservación del patrimonio cultural. Para participar en las visitas es necesario inscribirse de manera individual rellenando un formulario con las fechas y horas de preferencia en la página web www.visitasrestauracion.es.

El retablo de la iglesia de San Pablo data de principios del siglo XVI y fue realizado en madera dorada y policromada por Damián Forment. En 1524, el entallador Juan Vierto realizó unas puertas para protegerlo, que se decoraron en 1596 por los pintores Antón Galcerán y Jerónimo de Mora, y que fueron desmontadas en los años 80 del siglo pasado, durante los trabajos de reparación en la iglesia. Se dividieron las pinturas en cuadros, retirándose los bastidores de madera que configuraban los batientes de las puertas. Los lienzos interiores pasaron a decorar los muros superiores del coro, la nave norte junto al retablo de San Blas y la nave sur entre las capillas de Santiago y San Miguel del Tercio. Por su parte, las grisallas fueron enrolladas y guardadas.

La actuación que se está desarrollando tiene como objetivo la conservación y restauración de los lienzos, la recuperación de las puertas del retablo mayor mediante la construcción de unos batientes de madera, y la restauración de los sistemas de construcción y funcionamiento originales.

Entre los años 2002 y 2006, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la Diputación General de Aragón y Caja Inmaculada firmaron un convenio de colaboración que permitió al Instituto de Patrimonio Cultural de España acometer la restauración del retablo mayor de San Pablo. Una vez concluida esta intervención, el IPCE llevó a cabo en los años 2010 y 2011 la conservación de los cuatros lienzos pertenecientes al interior de las puertas del retablo mayor, centrándose en el tratamiento de estabilización de sus soportes de tela y el estudio del sistema de montaje.

Etiquetas