Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Visita una joya del Renacimiento aragonés

Hasta el 26 de octubre se mostrará el trabajo de recuperación de sus puertas batientes.

Lienzo de San Pablo y San Bernabé en Listra
Visita una joya del Renacimiento aragonés
Heraldo

Es una de las joyas de ciudad, el tercer templo más importante después del Pilar y la Seo. La iglesia de San Pablo alberga un sinfín de tesoros de extraordinario valor arquitectónico y artístico. Uno de ellos es su retablo mayor, realizado en el siglo XVI por el escultor Damián Forment, autor del retablo mayor de la basílica del Pilar y el de la catedral de Huesca, entre otros. 

Desde este fin de semana y hasta el 26 de octubre se han programado visitas guiadas gratuitas para acercar el Patrimonio Cultural y dar a conocer a la ciudadanía la importante labor de recuperación de Bienes Culturales. La inscripción se realiza mediante formulario y las visitas se realizan en grupos de 20 personas, sábados y domingos, a las 10.00, 11.00, 12.00, 19.00 y 20.00.

El proyecto de construcción, montaje de las puertas y restauración de los lienzos al óleo y grisallas del retablo está previsto que finalice en marzo de 2015.

Sergio García, historiador del Arte y guía durante las visitas anima a volver a quienes se acercan a conocer los trabajos de recuperación del retablo: "Cada visita es diferente porque la restauración avanza día a día. En dos semanas se colocarán las puertas para comprobar su ajuste y correcto funcionamiento". 

Durante el recorrido por la iglesia de San Pablo, García subraya la complejidad de construir unas puertas como las del retablo de San Pablo, ya que es una técnica en desuso desde hace varios siglos. Los nuevos batientes se han realizado en madera de pino de Soria y sobre ellos se montarán en su interior los cuatro lienzo originales, que en la década de los 80 fueron desmontados y pasaron a decorar los muros superiores del coro, la nave norte junto al retablo de San Blas y la nave sur entre las capillas de Santiago y San Miguel del Tercio.

Una restauración a conciencia

Peor suerte corrieron las grisallas, enrolladas y almacenadas en un estado que ha hecho necesaria una intensa labor de restauración. En el proceso de recuperación de estas obras se emplean técnicas reversibles, como la acuarela, que permiten que el estado original de las obras permanezca indeleble.

Durante los trabajos en la iglesia de San Pablo, se revestirán los nervios de las cúpulas, cuyo ladrillo quedó al descubierto durante la restauración de la década de los 80, devolviéndolas a su estado original.

El retablo mayor realizado por Forment para la iglesia de San Pablo es de estilo gótico con figuras de corte renacentista, elaborado en madera dorada y policromada y constituye una de las obras escultóricas más destacadas del Primer Renacimiento en la Corona de Aragón.

Los trabajos de conservación promovidos por el Instituto de Patrimonio Cultural de España en esta segunda fase del proyecto de recuperación de las puertas del retablo mayor de San Pablo supondrán una inversión de 336.380 euros.

La iglesia parroquial de San Pablo Apóstol fue declarada Monumento Artístico Nacional en 1931. Por su singularidad, Aragón le ha otorgado la clasificación de Bien de Interés Cultural. En el año 2001 la UNESCO la incluyó como monumento representativo de la arquitectura mudéjar de Aragón, incorporándola a la lista de Patrimonio de la Humanidad. 

Etiquetas