Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Aventuras de verano/30

"Zaragoza también es hermosa en verano"

José Antonio Duce es cineasta y fotógrafo. Ha dedicado publicaciones a Zaragoza, al Oasis, al Plata, a La Aljafería, al Pilar, a La Seo o las iglesias del Serrablo.

Foto de José Antonio Duce
"Zaragoza también es hermosa en verano"

José Antonio Duce (Zaragoza, 1933) es esencialmente fotógrafo. En el cine ha hecho ‘Culpable para un delito’ (1966) y diversos documentales. Como fotógrafo ha dedicado publicaciones a Zaragoza, al Oasis, al Plata, a La Aljafería, al Pilar, a La Seo o las iglesias del Serrablo. Y a la exuberante naturaleza del Pirineo. Ha realizado varias series sobre erotismo. También ha escrito y ha investigado sobre fotografía aragonesa. Una de sus características es la búsqueda: el placer de experimentar.

¿Qué hace un fotógrafo y cineasta como usted en verano?

-Lo mismo que en invierno: crear imágenes que es lo que me gusta y me divierte.

¿Dónde veranea? 

En Zaragoza que también es hermosa en verano.

¿En qué consiste la aventura de la fotografía? ¿Cómo la ha vivido?

-En ver la realidad bajo mi particular punto de vista y vivirla apasionadamente.

¿Cuál ha sido el viaje de verano de su vida? ¿Y la ciudad que más le conmovió?

El verano que pasé trabajando en Perú. Venecia, sin duda.

El verano está asociado a la infancia y a la adolescencia. ¿Le persigue algún recuerdo especial?

El descanso entre curso y curso.

¿Cómo descubrió la pasión por la fotografía? ¿Habría maestros concretos que le hayan enseñado?

La descubrí en la descripción de la cámara oscura en la física de Moreno Alcañiz. Mi fotógrafo predilecto, y del que más aprendí, fue el norteamericano Irving Penn (1917-2009).

Su compañero Pedro Avellaned lo llama “San Irvin Penn”. De los lugares que ha fotografiado, ¿con cuál se quedaría: el Pirineo, la Aljafería, el Pilar, La Seo, el Oasis?

El Pirineo. La grandeza de la montaña, de los espacios infinitos de la naturaleza; de arquitectura, el románico.

Ahora, cuando parece que todos somos fotógrafos, ¿cómo se consolida una carrera, un punto de vista, una poética propia?

Guardando en el recuerdo de nuestra cámara nuestra mirada de un instante.

Ha hecho desnudo, reportaje, retrato, paisaje... ¿Dónde se siente más cómodo, dónde está el auténtico José Antonio Duce? 

Menos foto submarina he hecho de todo y con todo he sido y sigo siendo feliz. El trabajo y el estudio consolidan una carrera.

¿Cuál sería el menú de un día perfecto? ¿Cómo fue su primera vez?

Encontrar la luz, el encuadre, la expresión el momento preciso... ¿La primera vez? El ver aparecer una imagen en la cubeta del revelador en el cuarto oscuro y el ver una de mis fotos colgada en una exposición.

¿Cuál ha sido el gran personaje, real o de ficción, de sus vacaciones?

Iván el terrible en las imágenes de una película que proyectaban en un pequeño cine de París allá por el verano de 1959.

‘Culpable para un delito’ (1966), con Hans Mayer, Yelena Samarina y Perla Cristal, su película con Moncayo Films, se ha convertido en un mito del cine aragonés. Allí Zaragoza tenía mar y metro. ¿Cómo la recuerda?

-Como los felices días de aquel invierno que me permitieron plasmar en imágenes mis anteriores experiencias cinematográficas.

¿Cuál es la mejor o la más extraña anécdota veraniega vinculada a su profesión?

Fotografiando un edificio, me salió el presidente de la Comunidad para querer llevarme al juzgado por si yo era de un comando informativo de ETA.

Etiquetas