Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Danza

Que el (nuevo) ritmo no pare: ¿Dónde aprender a bailar en Zaragoza?

Un breve guía para encontrar el mejor estilo para ti.

Cipaj 11/02/2019 a las 05:00
BailarinesPexels

¿Suena la música y se te van los pies? ¿Te apetece moverte, pero sin pasar frío? ¿Quieres probar algo nuevo? En los últimos años han llegado estilos nuevos, acompañados de música que viene desde muy lejos (Jamaica, La India, Corea…) y se han recuperado otros que estuvieron de moda hace décadas, aunque con aires renovados. En Zaragoza puedes aprender o mejorar tus pasos con un montón de coreografías diferentes y divertirte con gente con tus mismos gustos en las Casas de Juventud, PIEE y academias de baile, que puedes encontrar en la web de CIPAJ. Puedes encontrar cursos de todo tipo y niveles, desde los primeros pasos a un nivel más avanzado.

Aquí tienes unas cuantas ideas para ser el rey o la reina de la pista: ¡dale al play!

  1. Shuffle: si lo que te gusta es mover los pies, con este baile no vas a parar. Literalmente. ¿No sabes de qué va? Piensa en los movimientos de LMFAO o Michael Jackson: cambios rápidos de punta a tacón, pies arrastrados… todo con mucho ritmo. En Youtube puedes encontrar un montón de ejemplos de este estilo, que se empezó a poner de moda hace ya más de diez años, aunque ahora está teniendo su pico de popularidad en España, en especial entre la juventud. Por los músicos de los que te hablamos, ya ves que no es nuevo, aunque sus orígenes son todavía anteriores: el claqué y el swing de los años 20. Para convertirte en un/a experto/a en shuffle, necesitarás concentración y mucha práctica. Si quieres ponerte a ello, puedes apuntarte en el PIEE del IES del Félix Azara.
  2. Commercial dance: piensa en una actuación de artistas como Madonna, Beyoncé o Lady Gaga. ¿Ya está? Seguro que tienes en mente en un escenario lleno de bailarines y bailarinas, que realizan pasos provenientes del jazz, el hip hop, la música latina… Pues eso es exactamente el Commercial dance. Si tu música preferida es el pop y te gustaría bailar como sus grandes figuras, este estilo de baile es el tuyo. Puedes intentar emularlas con el curso del PIEE del IES Pablo Gargallo
  3. K-Pop: similar al Commercial dance, pero fijándose en las espectaculares coreografías de los grupos de pop coreano, el K-Pop ha llegado con fuerza en los últimos años. Si sabes quiénes son BTS o Gfriends, seguro que ya estás aprendiendo los pasos de sus canciones. Y si no tienes ni idea de qué va, pero te pica la curiosidad, piensa en grupos como One Direction (o bandas de pop noventero como Spice Girls o Backstreet Boys) pasados por el filtro de la cultura asiática, con letras en coreano (o no, ¡algunos grupos tienen canciones incluso en español!), música pegadiza y cantantes que se quedan quietos/as un momento en el escenario. Puedes apuntarte para aprender sus coreografías en muchas Casas de Juventud de Zaragoza, como la de San José, que inició el curso este 2 de febrero.
  4. Vogue: Si viste el videoclip de Agoney Quizás y te encantaron los movimientos de los bailarines que aparecen al fondo, ya conoces el vogue. Si no, intenta recordar (o busca en internet) las coreografías de Madonna en los años 90. ¡Hasta una de sus canciones se titula así! El origen de este baile y sus posturas exageradas está en las modelos que aparecían en las revistas de moda de los años 50 y 60. Como baile surgió en los años 70 y 80, en los clubs de ambiente de Nueva York, aunque fue en los 90 cuando llegó al público general con las coreografías de las divas del pop. Puedes aprender este estilo en algunas academias que incluyan en su repertorio baile moderno.
  5. Dancehall: originario de Jamaica, durante años, el Dancehall tuvo mala fama. Sin ahora este ritmo heredero del reggae ha vuelto a sus orígenes, con letras de temáticas muy variadas. Sean Paul es uno de sus máximos exponentes, aunque su popularización a nivel mundial vino de la barbadense Rihanna. Un baile rítmico, de raíces caribeñas y africanas acompaña a la música. Se realiza por grupos o crews, con coreografías en las que se mueve todo el cuerpo. Puedes dar tus primeros pasos en la Casa de Juventud Universidad.
  6. Twerk: ¿Crees que este estilo lo inventaron Miley Cyrus, Rihanna y compañía? De eso nada: en Nueva Orleans se lleva bailando desde los años 80, aunque fueron ellas las que lo han puesto de moda. Sus movimientos se basan en las danzas africanas, con movimientos rápidos y acompasados con la música. Este baile está siendo adoptado por el movimiento feminista como una forma de empoderamiento. Si quieres saber cómo se baila, la Casa de Juventud Casetas ofrece un curso de danza moderna en el que enseñan este estilo, además de otros como el shuffle.
  7. Kizomba: su origen está en Angola, pero hoy este estilo de baile ha llegado a casi cada rincón del planeta. Su nombre significa encuentro, porque es un estilo festivo que nació en los años 50 y 60, y también te da una idea de la forma en la que se baila: por parejas. Piensa en la bachata, el tango o la salsa y te podrás hacer una imagen de la kizomba, aunque tiene sus propios pasos que la hacen más difícil de lo que parece. Si te animas, puedes encontrar cursos en muchas academias, en especial en las dedicadas a bailes latinos.
  8. Danza africana: no hay una, sino muchas, pero la idea de danza africana es la de un baile proveniente del sur del Sahara. Cada estilo es diferente, según su lugar de origen y el objetivo que tenía tradicionalmente, pero el ritmo es un elemento que une a la mayoría. En el momento que empieces a escucharlo, se te irán detrás los pies. Algunas escuelas de baile tienen grupos de ritmos relacionados con la danza africana.
  9. Locking: aunque originalmente se bailaba con música funk, hoy se aplica sobre todo al hip hop. Es un estilo cómico, en el que sus pasos tienen nombres como crazy horse (caballo loco) o Scooby Doo. Con saltos, patadas al aire, movimientos rápidos de brazos… si buscas un baile en el que además hagas mucho ejercicio, ya lo has encontrado. Además, puede bailar solo/a o en grupo y el público también participa, chocando palmas. Puedes aprenderlo en escuelas en las que enseñen hip hop.
  10. Popping: tus padres lo llamarían, simplemente, el baile del robot, pero popping suena claramente mejor. Se basa en el locking, pero centrado en movimientos mecánicos y que parecen casi imposibles, como si tu cuerpo explotara. Eso es exactamente lo que significa su nombre: explosión. Se suele bailar con música funk, pero como ocurre con su pariente, puedes utilizar rap. Se enseña en academias que incluyen el funk y el hip hop en su repertorio.
  11. Cheerleader: ¿vas a ver al Tecnyconta Zaragoza y lo que más te llama la atención son las coreografías de los descansos? ¿Te encantaría ir a un instituto estadounidense para unirte a su equipo de animadoras? No hace falta que vayas tan lejos, en Zaragoza también puedes aprender a dar volteretas, hacer el espagat… Puedes buscar academias que tengan este tipo de baile en la web de CIPAJ.
  12. Bollywood: puede que no te interese demasiado la historia, que los decorados te parezcan excesivos… pero cuando empiezan a bailar, se te quedan los ojos pegados a la pantalla. Si has visto una película hecha en Bollywood, el Hollywood indio, sus coreografías son, seguro, lo que más te ha llamado la atención. Movimientos sincronizados de manos y tobillos, golpes de cadera poderosos… ¡imposible aburrirse! Antes de que saques el billete para plantarte allí a aprender cómo lo hacen, pásate por la Casa de Juventud Torrero, donde ofertan un curso de danza oriental y Bollywood.
  13. Lindy hop: cuando le cuentes a tus abuelos que bailas esto, van a alucinar. ¡Hasta a ellos les parecerá antiguo! Bueno, primero les tendrás que hacer una demostración, porque probablemente ellos lo conozcan como charlestón, aunque no sea exactamente lo mismo. Si todavía no sabes de qué estamos hablando, piensa en una película ambientada en los años 30 o 40, con música jazz de fondo. Los bailarines no paran: giros, saltos… Si te están dando ganas saltar a la pista, puedes probar en las clases abiertas que se celebran de la mano de la academia Zaraswing los lunes a las 21.30 en el Café Dublín.
  14. Bachata: nuevo, nuevo… tampoco es. Como prueba ahí tienes a Juan Luis Guerra, que lleva treinta años con este género. Sin embargo, las nuevas generaciones como Romeo Santos han vuelto a ponerla de moda, con sus ritmos dulces y sus letras de amor y desamor. Los pasos básicos son sencillos, pero si añadimos giros, enroscamientos de la pareja… la historia se complica. Para aprender a hacerlo bien, apúntate al curso de la Casa de Juventud Universidad de salsa y bachata.
  15. House dance: si eres fan de gente como David Guetta o Calvin Harris, ¡tienes que aprender a bailar su música! Su base es la improvisación sobre los ritmos que van sonando, pero como en todos los estilos, es necesario conocer unos pasos imprescindibles antes de volar libre. Los juegos rápidos de pies acompañados de movimientos ondulantes del tronco son sus señas de identidad, unidos a una gran energía. Si quieres saber más, contacta con academias especializadas en bailes urbanos.

Ya ves que hay una gran variedad, y estos son solo algunos de los estilos más nuevos o menos conocidos. A ellos se unen clásicos como el funky (que nunca pasa de moda), la danza del vientre, el baile moderno, la jota, el flamenco, la salsa… ¡Solo tienes que elegir la opción que más te guste!





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo