Despliega el menú
Ocio y Cultura

Periferias atrajo a 9.000 espectadores en una edición limitada por la contratación

La asistencia al festival de Huesca ha bajado respecto a 2017 al no celebrarse el desfile Fashion Show ni Micronesia.

La compañía de danza Doos Colectivo actuó el 26 de octubre en el Olimpia dentro Periferias.
La compañía de danza Doos Colectivo actuó el 26 de octubre en el Olimpia dentro Periferias.
Rafael Gobantes

La XIX edición de Periferias, el festival cultural celebrado en Huesca del 18 al 28 de octubre ha sumado alrededor de 9.000 espectadores. Son unos 1.100 menos que el año pasado. No obstante, la concejala de Cultura, Yolanda de Miguel, y el director del certamen, Luis Lles, destacaron que ha sido uno de los mejores de los últimos años "y estamos muy satisfechos tanto de las cifras como de la respuesta y las apreciaciones del público". Ambos también han coincidido en señalar que esta disminución se debe a las limitaciones de la nueva Ley de Contratos.

Este año, Periferias se ha aproximado y ha reflexionado sobre el género a través de la literatura, el cine, el teatro, la danza, las ‘performances’... este miércoles se hizo balance y Lles manifestó que la causa de que este año hayan bajado las cifras de público "es muy concreta" y no es otra que la Ley de Contratos del Sector Público. Según indicó, los tiempos marcados por la nueva normativa impidieron que se llegara a tiempo para organizar el desfile Fashion Show y las cuatro sesiones de teatro de Micronesia, que en esta edición se ha llamado Micro Género.

El director de Periferias explicó que el Fashion Show siempre ha sido un espectáculo "multitudinario". En cuanto a Micronesia, que eran cuatro días de programación (tres de profesionales y uno de aficionado), "solo hubo tiempo de organizar dos". Esta muestra de teatro en pequeño formato es desde hace varios años, la actividad más concurrida del festival. El año pasado acudieron 1.700 personas y este, 940.

Luis Lles indicó que si estas dos propuestas se hubieran programado todo habitualmente "estoy seguro de que habríamos rebasado las cifras de espectadores del año pasado". Insistió en las limitaciones que la ley ha impuesto en esta edición de Periferias y apuntó que "este año ha sido un poco duro trabajar en todo lo que tiene que ver con la Cultura por la aplicación de la normativa".

De Miguel destacó que el balance de Periferias es positivo porque "hemos conseguido un festival de calidad y hemos podido llegar a todo el mundo a través de la temática de este año".

El director del certamen valoró que cada año Periferias "consigue renovar el público" y "se consolida como festival cultural y multigeneracional". En este sentido, explicó la variedad de público, con niños en las actividades infantiles, personas de mediana edad en los debates y charlas y jóvenes de 18 a 25 años en los conciertos de los sábados

Las exposiciones, que hasta el pasado sábado habían visitado 1.500 personas, podrán verse hasta el 18 de noviembre en el caso del Centro Cultural Manuel Benito Moliner (antiguo Matadero) y hasta enero en el CDAN.

Por otra parte, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Huesca, Gerardo Oliván, explicó este miércoles que su grupo ha presentado un recurso para pedir que se anule el decreto del alcalde, el socialista Luis Felipe, para adjudicar dos contratos de servicios de Periferias. Según denunció, ambos se firmaron el 18 de octubre, el mismo día del inicio del festival y por ello, las condiciones que recogían eran "imposibles de cumplir, por lo que los dos son nulos de pleno derecho".

Etiquetas
Comentarios