Despliega el menú
Ocio y Cultura

Miguel Cordero: "Aquí no faltan estrellas"

Un año más (y van siete) Cordero y Néstor Prades ponen en marcha esta noche en la localidad oscense de Ascaso el que dicen es el festival más pequeño del mundo.

Miguel Cordero –derecha– y Néstor Prades, codirectores del Festival de Ascaso.
Miguel Cordero –derecha– y Néstor Prades, codirectores del Festival de Ascaso.
Lorenzo Pascasio

Ahí arriba, entre montañas, la alfombra roja y el ‘photocall’...

Sobran, sobran completamente.

Pero estrellas no les faltarán...

Bueno, alguna traemos para completar el cielo que tenemos, que es espectacular; es una de las pocas cosas buenas de no tener luz eléctrica. Es un cielo muy limpio, impresionante, así que traer estrellas no nos cuesta un duro

Y ofrecen cine de altura.

Sí, mil metros justos.

¿De dónde sale esto del festival de cine más pequeño del mundo?

Hay que reivindicar lo pequeño, y también el cine pequeño, el de pequeños presupuestos, que gustaría mucho a la gente si pudiera acceder a él, pero no tiene distribución. Lo del nombre fue una ocurrencia del director de ‘El séptimo vicio’ de Radio Nacional, Javier Tolentino, que estaba por aquí cuando pensamos en montar una muestra de cine. Comentamos que nunca haríamos algo grande en un sitio tan pequeño, que tendríamos que hacer la cosa más pequeña del mundo y nos quedamos con eso. Parece que una voluntad se ha convertido en un éxito de márquetin.

Pues sí... Por cierto, que proyectan las películas en una era que tuvieron que desbrozar, los coloquios y los cortos se pasan en una borda, la vieja fragua es la taquilla y aprovechan la única calle de Ascaso para montar una sala de exposiciones. Ni me imagino de lo que serían capaces de hacer con el presupuesto del Festival de Cannes...

Ufff..., yo tampoco me lo imagino (risas). Tenemos un presupuesto muy limitado, de unos 14.000, la mitad de donaciones públicas, la otra mitad de la venta de entradas, el ‘merchandising’... Pero esto es posible gracias a los voluntarios, tenemos 26 personas que hacen de todo.

Creo que entre los artículos de ‘merchandising’ no faltan las mantas...

Y no sabes el éxito que tienen. Por aquí por la noche refresca mucho.

En Ascaso todo es pequeño, pero el coraje que le ponen es enorme.

Pero es que la respuesta es muy buena. Es una experiencia no religiosa, pero bastante bonita. La gente que viene suele repetir. Hay gente de todas las edades, aunque los que vienen de acampada son más jóvenes.

La pista de acceso está sin asfaltar, la luz sigue sin llegar regularmente, no hay saneamientos... ¿Cómo lo hacen?

Con entusiasmo, voluntad y muchas ganas de dar la lata.

Parecen los últimos románticos...

Es que no se puede convertir todo en un talonario.

¿Qué famosos han pasado por allí?

No demasiados, pero, por ejemplo, José Mari Goenaga y Jon Garaño vinieron con ‘Loreak’. Nadie conocía ‘Loreak’ hasta que poco después la seleccionaron para los Óscar. Y Luis Miñarro, uno de los grandes productores del cine independiente español y ganador de una Palma de Oro en Cannes, estuvo en la primera edición.

Llevan siete ediciones empeñados en acercar el cine al medio rural, ¿hay gente en la España vacía?

La España vacía es lo que normalmente se llama el pueblo, y en verano hay mucha gente que va al pueblo y llena la España vacía. El abandono en el Alto Aragón es fácil de solucionar porque el Pirineo es un atractivo turístico de primera clase y tiene mucho futuro. Solo falta el esfuerzo de las administraciones y una buena política de repoblación. Hay muchas aldeas sin luz, sin cobertura de teléfono e internet... Si eso se solucionara, la gente volvería.

El festival de cine más pequeño del mundo. Solamente el título da para el argumento de una peli...

Estamos en ello, no te creas, pero no tenemos fondos.

Etiquetas
Comentarios