Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Ocio y Cultura

Vito Sanz: “Con los guiones de 'Vergüenza' se me saltaban las lágrimas de pura risa"

El actor explota su vis cómica por donde va: triunfa en la serie de Movistar, aparece en ‘Casi 40’ de David Trueba y seduce a Berta Vázquez en ‘Las leyes de la termodinámica’ de Mateo Gil

Antón Castro Actualizada 16/04/2018 a las 21:37
Vito Sanz, retratado ayer en Madrid durante la promoción de 'Las leyes de la termodinámica', que se estrena el viernes 20Enrique Cidoncha

"Me siento un privilegiado. Estoy en una nube donde todo es felicidad y un poco de estrés. Vuelvo del Festival de Cine Español de Málaga y ha sido una experiencia tan maravillosa e intensa como surrealista. Allí sienten el cine de manera especial y se percibe la pasión en la calle", dice Vito Sanz (Huesca, 1985). Presentó con Fernando Ramallo y Lucía Jiménez la nueva película de David Trueba, ‘Casi 40’ y ‘Las leyes de la termodinámica’ de Mateo Gil.

Parece estar, si no en todas partes, sí en muchos sitios.

David Trueba es un buen amigo desde hace años. Me encanta trabajar con él. La película es como una ‘road movie’. Fernando Ramallo y Lucía Jiménez, los actores de ‘La buena vida’, la primera película de David, llevaban mucho tiempo sin trabajar juntos ni verse, y así nació este proyecto.

¿Qué tipo de película es?

Bonita, de carretera, en la que Fernando Ramallo es como el representante de Lucía, que tenía un grupo de rock. En su viaje recuerdan su vida, evocan el pasado, desvelan algunos secretos, quizá haya cierta tensión amorosa y sexual. Lucía canta sus temas de bar en bar, y un día llegan los dos a Burgos. Yo soy camarero y vivo un pequeño flirteo con la actriz y cantante.

Últimamente el amor es clave en su trabajo. Acaba de estrenar en Málaga ‘Las leyes de la termodinámica’ de Mateo Gil.

Sí. Es un proyecto muy especial. Se trata de una comedia romántica, protagonizada por dos parejas: Vicky Luengo y Berta Vázquez, Ricardo ‘Chino’ Darín y y yo. Darín es un ligón y yo soy un profesor serio, ordenado, con una novia formal, la actriz Irene Escolar. Los chicos son muy amigos; un día chocan con Vicky Luengo y Berta Vázquez, empiezan a hablar, se enamoran, y a mí me toca Berta Vázquez…

La recordamos de ‘Palmeras en la nieve’. Es usted un actor con suerte: Irene Escolar y Berta. Belleza, talento y simpatía…

Desde luego. Rodamos al película hace algo más de un año en Barcelona y se creó un clima de apoyo, de solidaridad, de compañerismo. Lo pasamos muy bien.

¿Cómo fue el trabajo con Mateo Gil, cineasta y guionista de Amenábar?

Mateo es un cineasta muy especial. Casi desconcertante. Osado. Todas sus películas son distintas: ha rodado un ‘thriller’, una de ciencia ficción, un ‘western’, ahora una comedia romántica, vinculada con el desarrollo de las leyes de la termodinámica. Es un guión puzle, con historias, saltos al pasado, envolvente y divertido.

¿Es una película complicada?

No. Es un guión especial. Divertido, insisto. La gente se ríe mucho. Yo soy exigente conmigo mismo; nunca estoy contento, pero he visto que funciona, que tiene algo de ejercicio de estilo y que viene a concluir que las respuestas del amor, el auténtico asunto, siguen un poco los principios de la termodinámica, que todo estaba escrito. Mateo Gil es un director estupendo, que nos ha mimado a todos.

¿Qué nos dice de Juan Cavestany y Álvaro Fernández Armero, los creadores de ‘Vergüenza’ para Movistar?

Los adoro. Estoy encantado. Cuando trabajo con ellos sé que me voy a reír muchísimo. Me sucedió ya mientras leía los guiones. Me moría de risa. Mi chica se asustaba y me preguntaba: «¿Qué pasa?». Se me saltaban las lágrimas de pura risa.

Hablemos de la serie y de Javier Gutiérrez. Usted encarna a Óscar el fotógrafo y realizador de vídeo. ¿Cómo lo lleva?

Javier Gutiérrez (Jesús) se halla en un estado de gracia absoluto. Es un actor exigente consigo mismo y con los demás. Va a trabajar, está muy concentrado y le gusta la intensidad. Es un actor muy profesional, que viene de lejos. Me alegro de sus éxitos por él porque es muy buen compañero. Y Malena Alterio (Nuria) es encantadora, muy cómplice.

La serie incomoda, roza el patetismo…

La serie no es nada complaciente. Perturba sí, hay gente que me lo dice, que no soporta a un personaje así. Le pasa hasta a mi familia. ‘Vergüenza’ inquieta. Jesús es complejo, no es fácil identificarse con él, y Malena y yo tenemos que ser personajes muy opuestos, sí, y en el fondo entre un poco bondadosos e ingenuos. Nadie podría aguantar a un hombre así, sino fuera por eso, porque somos tan diferentes…

Y de algún modo un tanto protectores…

Quizá. Javier encarna a un personaje que está más allá del bien y del mal, que mete la pata todo el tiempo. Tanto Malena como yo hemos tenido que hacer un esfuerzo para no resultar inverosímiles. Juan y Álvaro nos han ayudado mucho.

¿Seguirá en la serie?

El pasado 4 de abril, en escenarios madrileños naturales, empezamos a rodar la segunda temporada. Serán seis capítulos de más de 25 minutos. Mi inclinación por las mujeres mayores va en aumento, y no le puedo decir más. ¿Qué le parece?

Vito Sanz: “Con los guiones de Vergüenza se me saltaban las lágrimas de pura risa

"APRENDO MUCHO CON JAVIER GUTIÉRREZ"

Humor y teatro. Salvadas las distancias, Vito Sanz hace pensar en Gabino Diego, en Paco León o en Jack Lemon. Como ellos tiene el don de la gracia y de la bondad natural. Con un candor abismal, es capaz de desarrollar el absurdo o el humor negro. Lo hace a menudo en el teatro, en proyectos que le ofrecen o en la Compañía Club Caníbal, cuya dirección comparte con dos personas más. Caníbal está trabajando en un montaje de episodios ibéricos, que son reales y han aparecido en la prensa: la cabra que se arroja desde un campanario, el relato de los paralímpicos impostores o la historia de los fundadores de El Corte Inglés y Galerías Preciados. «Mi gran sueño sería poder llevar el montaje a Huesca, al Teatro Olimpia, y a Zaragoza, al Teatro Principal. Me imagino la alegría que les daría a los míos. Todo emoción», dice.

‘La virgen de agosto’. Vito Sanz, de entrada, se dio a conocer en las películas tan peculiares de Jonás Trueba: pensemos en ‘Los ilusos’ o en 'Los exiliados románticos’, donde desarrollaba una memorable escena en el Jardín de Luxemburgo. Este verano volverá a rodar con él ‘La virgen de agosto’. «Me hace mucha ilusión este proyecto que han escrito Jonás Trueba y su compañera Itsaso Arana, actriz y guionista. La película sucede durante la fiesta de la Paloma y desarrolla una historia de amor que sucede en esa atmósfera».

Aprendizaje. Como actores le gustan Saza, Fernando Fernán Gómez y Agustín González. «Son actores versátiles, que le dan valor a la palabra, resultan creíbles y saben estar en su sitio. De ellos se aprende siempre. Como me sucede con Javier Gutiérrez. Aprendo mucho de él».





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo