Despliega el menú
Ocio y Cultura

El Museo del Origami advierte de su posible desaparición

El espacio, que pierde 30.000 euros anuales, recibió 107.000 visitantes en cuatro años.

La exitosa exposición 'Libros de papel' en el EMOZ.
La exitosa exposición 'Libros de papel' en el EMOZ.
José Miguel Marco

El Museo del Origami, instalado en la segunda planta del Centro de Historias, cumple cuatro años. En este período ha recibido a 107.000 personas que han visitado las 16 exposiciones y las variadas actividades de carácter aragonés, nacional e internacional que programó el espacio. Sin embargo, a pesar de esas cifras, el EMOZ (Escuela Museo del Origami de Zaragoza) arroja cada año "una deuda de más de 30.000 euros, lo que está haciendo que nos planteemos el cierre de nuestras instalaciones a corto plazo, y que el año que viene no exista el museo referente de este Arte milenario que tan arraigado está en nuestra ciudad de Zaragoza", afirman sus responsables, que lamentan no recibir ninguna ayuda pública.

Matizan el apoyo en términos de infraestructura municipal. "La mayor ayuda es del Ayuntamiento de Zaragoza que nos aloja en sus instalaciones del Centro de Historia. Esta cesión compromete a la EMOZ a compensar los 18.000 euros anuales que se firmaron en el inicio de esta andadura".

Citan al concejal Fernando Rivarés, que dice que "un gran proyecto debe estar patrocinado con la teoría del 33 %: una parte aportada por la entidad, otra por el patrocinio privado y la otra por el patrocinio público. Nuestro proyecto necesita 90.000 euros anuales. El museo con sus entradas, talleres, cursos, tienda y otras actividades aporta 50.000 euros anuales y solamente 10.000 de empresas privadas. Y no hay nada de apoyo público", señalan.

Para sobrevivir, el EMOZ desea conseguir que la escuela-museo sea declarada de utilidad pública y prepara un ‘crowdfunding’, sistema de micro-mecenazgo, que intente relanzar el espacio.

Etiquetas
Comentarios