Ocio y Cultura

Las cuatro peores adaptaciones de libros al cine

Crear una película a partir de un ‘best seller’ es un arma de doble filo, ya que el hecho de que el origen sea un trabajo exitoso garantiza el seguimiento de la película, pero el listón está tan alto que si no cumplen las expectativas el porrazo es abismal. Aquí tienes cuatro de esos intentos que resultaron un auténtico fracaso.

A pesar de contar con intérpretes de la talla de Leonardo Dicaprio y Carey Mulligan, 'El Gran Gatsby' (2013) resultó un fracaso al carecer de ritmo y excederse mostrando una parafernalia y estética pomposas.
@gatsbymovie

Gran parte de los largometrajes que se han llevado a cabo en el séptimo arte desde que se crease allá por el siglo XIX se han basado en libros. Una historia originalmente narrada en un texto que adquiere una personalidad diferente y una mayor fuerza al desenvolverse en un mundo en el que la proyección de fotogramas sucesivos que crean la impresión de movimiento hacen vibrar al espectador.

Esta premisa, positiva a priori, ha causado notables quebraderos de cabeza a diversos autores, que han visto como sus genuinos y reconocidos trabajos se degradaban al caer en las fauces de la gran pantalla. En otras ocasiones, han sido los fans los que han cargado contra estos proyectos, al considerar que traicionaban los fundamentos de su progenitores cambiando su esencia. Pero otras veces, estos intentos se han convertido simple y llanamente en malas películas.

Se trata pues de un arma de doble filo, ya que el hecho de que el origen sea un trabajo exitoso garantiza el seguimiento de la película, pero el listón está tan alto que si no cumple las expectativas el porrazo es abismal. Bajo estas líneas se explican algunas de las adaptaciones de libros al cine que resultaron un auténtico fracaso.

‘El Gran Gatsby’ (2013): adaptar la obra maestra de F. Scott Fitgerald no era tarea fácil, pero el trabajo de Baz Luhrmann dejó mucho que desear a pesar de contar con intérpretes de la talla de Leonardo Dicaprio, Tobey McGuire o Carey Mulligan. La historia de Jay Gatsby, un millonario de los años 20 de Nueva York que vive una felicidad artificial, carece aquí de ritmo y se excede mostrando una parafernalia y estética pomposas, concentrándose en impactar y olvidando transmitir algo al espectador. ‘El amor en los tiempos del cólera’ (2007): aunque Mike Newell había dirigido clásicos como ‘Cuatro bodas y un funeral’ (1994) o ‘Donnie Brasco’ (1997), al tratar de llevar al cine esta obra homónima de García Márquez se pegó uno de los descalabros más fuertes de su carrera. El ‘film’, protagonizado por Javier Bardem, adquirió la fórmula de una pobre telenovela en la que la solidez de la trama, los diálogos y la pasión que caracterizaban al autor colombiano brilló por su ausencia. ‘La casa de los espíritus’ (1993): Jeremy Irons, Glenn Close, Meryl Streep, Winona Ryder y Antonio Banderas. Un cartel de auténtico lujo no pudo salvar la versión cinematográfica de una de las obras estrella de Isabel Allende. Bille August no supo aprovechar esta joya que recorre la realidad chilena del siglo XX y elaboró un proyecto carente del magnetismo del libro y donde la acción se ahoga y queda deslucida en una propuesta muy superficial. ‘La hoguera de las vanidades’ (1990): la aclamada novela de Tom Wolfe reflejaba un cuadro de sátira sobre las costumbres de la sociedad neoyorquina de los años ochenta que caracterizaba de manera muy original el universo de los adinerados ejecutivos de finanzas y sus interacciones con el resto de los estratos de la ciudad. El realizador Brian de Palma, que había triunfado poco antes con ‘Los Intocables de Eliot Ness’ (1987), se lanzó a adaptarla a la gran pantalla con grandes nombres como Tom Hanks o Melanie Griffith, pero con un resultado desastroso. Busca ser tan graciosa que pierde la gracia, trata de perseguir tan acérrimamente la sátira que parece que la gasta y enarbola un argumento en la que su director no deja ni una sola señal de su impronta.Si quieres conocer la cartelera de los cines de Aragón, consulta el portal Heraldo Ocio.

Etiquetas
Comentarios