Despliega el menú
Ocio y Cultura

Poesía, música y vino de Cariñena como anticipo de la Navidad

Cerca de 50 invitados acudieron a la cita que se organizaba en el Café Dublín.

Claudio Herrero, Ignacio Casamitjana, Celino Gracia, Lucía Camón  y José Luis Campos, brindando en el Café Dublín.
Poesía, música y vino de Cariñena como anticipo de la Navidad
Toni Galán

La Denominación de Origen Protegida (DOP) Cariñena le dio ayer la bienvenida a la Navidad con poesía, música y vino. Fue una velada hasta cierto punto novedosa porque nunca antes esta denominación había organizado un encuentro así, en el que se recordó que el vino es un argumento fundamental de las fiestas navideñas.

La cita fue muy familiar. Alrededor de 50 invitados acudieron al Café Dublín de Zaragoza, donde José Luis Campos, director de comunicación y márquetin de la DOP. Cariñena, ejerció de maestro de ceremonias. En una breve intervención se refirió a “la estrecha relación que existe entre el trabajo de los vitivinicultores de Cariñena y el de los artistas, ya que ambos son fruto de un proceso creativo”.

En los últimos años, este ha sido el ´leitmotiv` de las campañas que se han llevado a cabo alrededor de un lema que ha calado hondo: El Vino de las Piedras. “En ellas –destacó José Luis Campos– los sueños, la magia y el arte han sido algunos elementos recurrentes”. La última se presentó el pasado mes de septiembre y está protagonizada por una bailarina de ballet.

“Es lo que queremos inspirar con esta marca –insistió el presidente de la DOP. Cariñena, Ignacio Casamitjana–, el vínculo del arte con el vino”. Apenas dirigió un saludo a los invitados acompañado por el vicepresidente y el secretario de la DOP., Antonio Ubide y Claudio Herrero. Eso sí, Ignacio Casamitjana dejó muy claro que “para nosotros el vino no es un producto comercial sino un producto cultural”. La velada no invitaba a largos discursos, así que inmediatamente empezó el curioso maridaje.

Claudio Herrero presentó a los grandes protagonistas de la fiesta. Por una parte, al músico y cantautor aragonés Celino Gracia y a la poeta y actriz Lucía Camón. Y por otra, dio a conocer, uno a uno, los vinos que se degustaron entre canción y poema: Corona de Aragón Garnacha Blanca, Particular Garnacha 2016, Viñas Viejas de Paniza y Terrai OVG de Bodegas Covinca.

Hechas las presentaciones, ya solo quedaba disfrutar de una puesta en escena a la que se sumaron las tapas elaboradas en la cocina del Café Dublín. Celino Gracia interpretó buena parte de los temas de su primer álbum de estudio, ´Canciones que serán canciones`, que se publicó el año pasado. “Estoy muy contento de cómo han ido creciendo estos temas –comentó– a pesar de que han visto la luz con pocos medios pero mucho cariño”. A su lado, Lucía Camón se propuso, y lo consiguió, comunicar su mundo interior a través de los poemas que recitó.

A medida que avanzó la velada, poesía, música y vino fueron confluyendo mejor. Las propuestas de las bodegas crecieron en intensidad, complejidad y matices. Y, por supuesto, los invitados brindaron por el tiempo de Navidad que ya está a la vuelta de la esquina.

Etiquetas
Comentarios