Despliega el menú
Ocio y Cultura

Una invitación para vivir la música con los cinco sentidos, gracias a Musethica

La entidad recorre su historia en Etopia con una muestra para tocar, escuchar y sentir

La ‘Serenata para trío de cuerda’ de Ernö Dohnányi no solo es una pieza musical para escuchar. También puede servir para sentir la música a través de la piel o los huesos. Y cualquiera puede comprobarlo desde este jueves en Etopia, el Centro de Arte y Tecnología de Zaragoza. Lo puede hacer gracias a ‘Vibraciones’, una muestra interactiva que recorre el trabajo artístico, educativo y social del proyecto Musethica, pero que es, también, una exposición para experimentar. Si el visitante se tumba en una instalación llamada ‘Bancada sonora’, podrá sentir en sus carnes, y nunca mejor dicho, las excelencias de la ‘Serenata para trío de cuerda’ de Ernö Dohnányi, entre otras piezas. La experiencia sorprende.

"No solo el oído sirve para interpretar la música, también sirve la piel –aseguraba este jueves Carmen Marcuello, fundadora de Musethica junto al músico Avri Levitan en 2012–. Lo que queremos poner de manifiesto es que escuchar música es una experiencia con muchos matices, que se puede escuchar con los cinco sentidos".

La muestra, que puede visitarse hasta el 24 de marzo, es una idea del artista mexicano David Hernández Casas, que ha querido ofrecer al visitante diversas opciones sonoras y sensitivas para acercarse a la música clásica. Así, además de la ‘Bancada sonora’, existe una sección, ‘Atril’, con tres transductores móviles que se pueden coger y colocar en la parte del cuerpo que se quiera, para ‘sentir’ en ella la música. En ‘Pared sonora’, uno puede colocar la frente sobre un transductor y sentir cómo la música llena su cabeza utilizando el cráneo como caja de resonancia. Hay, también, una ‘Sala oscura’ en la que escuchar la música intensamente en la oscuridad, o varias ‘Sillas' en las que oír algunos de los conciertos que ha ofrecido Musethica hasta ahora. También ordenadores en los que se ve un documental interactivo sobre los orígenes y objetivos sociales, artísticos y educativos de Musethica.

Gerardo Lahuerta, director de Etopia, aseguraba que el centro "ha sido el cuartel general de Musethica prácticamente desde sus comienzos: su repertorio forma parte de nuestra banda sonora. Por eso, cuando pensamos hacer esta exposición formamos un equipo multidisciplinar que, con una metodología de investigación y prototipado, permitiera diseñar unos dispositivos que sirvan para experimentar la música con los cinco sentidos. Es lo que hemos buscado con ‘Vibraciones".

Pero la muestra, también, resume qué es y que busca Musethica. Fernando Arias, uno de sus colaboradores, añadía: "La mejor manera de defender nuestra labor en la sociedad es, precisamente, haciendo sociedad".

Etiquetas
Comentarios