Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

El Caixaforum desnuda la pasión de Fortuny por la Granada andalusí

El Caixaforum desnuda la pasión de Fortuny por la Granada de finales del siglo XIX

Presentación de la exposición de Fortuny
Presentación de la exposición de Fortuny
Oliver Duch

Un total de 152 obras, la mayor parte de ellas dibujos y bocetos realizados por Mariano Fortuny durante su estancia en Granada entre 1870 y 1872, forman parte de la exposición que puede verse en la primera planta del Caixaforum zaragozano hasta el próximo 27 de agosto.

La muestra lleva por título 'Andalucía en el imaginario de Fortuny' y ha sido vista ya en la Alhambra de Granada, donde fue visitada por 61. 000 personas. Tras su clausura en la capital aragonesa viajará a Sevilla.

Una docena de instituciones de prestigio nacional e internacional, como el Museo del Louvre, el Museo de Orsay, el Palacio Fortuny de Venecia y, muy especialmente, el Museo Nacional de Arte de Cataluña, han prestado piezas para la exposición

Francesc Quílez, comisario de la exposición y conservador en jefe de Gabinete de Dibujos y Grabados del Museu Nacional d'Art de Catalunya, ha presentado esta exposición junto a Ignasi Miró, director del Área de Cultura de la Fundación Bancaria 'la Caixa'; Ricardo Alfós, director de CaixaForum Zaragoza; y Mariano Boza, asesor técnico en tutela y promoción cultural de la Alhambra y el Generalife.

Mariano Fortuny (Reus, 1836 - Roma, 1874) viajó a Granada en busca de un nuevo espacio en la que redefinir la temática costumbrista que, hasta ese momento, había centrado su obra y le había consagrado como pintor.

Tanto en la Alhambra y el Generalife como en el entorno de la ciudad nazarí, el reusense encontró la inspiración que buscaba y, según ha explicado Quílez, su contacto fue "muy fecundo, con un notable incremento cuantitativo de su producción" y estableció "una especie de idilio" y que le sirvió para "reinventarse".

"Granada provocó en el artista una escisión en las dos almas de Fortuny, la comercial y la artística, a pesar de ser una ciudad alejada de los círculos artísticos dominantes en la época", ha subrayado.

Quílez no ha dudado en calificar a Fortuny como el artista español "más importante del siglo XIX tras Francisco de Goya" y al que Granada "alimentó su imaginario artístico" y donde alcanzó "la maduración".

En la exposición resalta el protagonismo de su trabajo sobre papel respecto a su pintura, lo que permite situar el dibujo "en la importancia que tuvo en su obra".

Para Quílez, el pintor catalán fue el nexo de unión entre la generación anterior de artistas y la posterior porque su etapa granadina "supone un antes y un después en el siglo XIX de la pintura española", a la vez que es "un punto de inflexión para los artistas que después se ven obligados a visitarla".

De hecho, durante su estancia en Granada, el pintor recibió la visita de gran número de artistas y amigos de su círculo como los Madrazo, Martín Rico o Moragas, pero también europeos como Clairin, Regnault o Benjamin Constant, a los que transmitió su interés por el orientalismo que representaba la Alhambra.

También ha recordado que existe el debate tras el paso por la ciudad andaluza sobre el pseudoimpresionismo de Fortuny, quien en su estancia en París ya pudo contemplar la primera exposición, pero ha resaltado que salió con una "paleta más luminosa".

Además de Zaragoza, la exposición ya ha pasado por Granada, que visitaron más de 61.000 personas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión