Ocio y Cultura

El MC zaragozano Kase.O halla cinco nuevas y esculturales razones para repartir su arte

El poeta de La Jota arrasa en los Premios de la Música Aragonesa, además de actuar al cierre. The Kleejoss Band y Pirineos Sur, con dos estatuillas, fueron los otros ganadores múltiples.

Kase.O se pasó la noche en el escenario: cinco premios y una magnífica actuación como broche de la gala junto a su inseparable R de Rumba.
Kase.O se pasó la noche en el escenario: cinco premios y una magnífica actuación como broche de la gala junto a su inseparable R de Rumba.
Raquel Labodía

Llegó, arrasó, actuó (hizo el tema ‘Repartiendo arte’ con su compadre R de Rumba en las mezclas) y no se le despintó la sonrisa de la cara en toda la noche. Javier Ibarra, MC zaragozano que se convierte en Kase.O con el micro en la mano, fue el gran triunfador en la gala de entrega de los XVIII Premios de la Música Aragonesa. Optaba a seis estatuillas y se llevó cinco: mejor producción, canción, disco, solista y portada (en este caso, para Pedro Rodríguez, por su trabajo en el impacto visual que preside ‘El círculo’). En cinco discursos le dio tiempo a abrazar virtualmente a todos sus deudos, ya fueran carnales o adquiridos en el devenir de la vida, incluyendo a dos que ya no están: Esteban Cashflow, productor del tema ‘Esto no para’, o su amigo Rafa Angulo.

The Kleejoss Band, con dos triunfos (mejor directo y mejor álbum autoeditado por ‘River Sound Unleashed’) de tres envites, fueron los otros grandes protagonistas derivados de los sufragios. No obstante, el centro de las miradas en el Teatro Principal fue Santiago Auserón, que recogió el premio a la Trayectoria.

Sorpresón rima con Auserón

Sergio Falces y David Chapín, organizadores de la gala desde Aragón Musical, se habían puesto misteriosos este año. Actuaciones sorpresa, solo dos premios revelados de antemano (Agitación Cultural y Global)... la edición que marca la mayoría de edad quería ser una fiesta distinta desde el primer momento. Vaya si lo fue: tiene su cosa que la jovencísima Beatriz Gutiérrez, ‘Begut’ (nacida en 1999, como los premios) fuera la encargada de homenajear a Santiago Auserón desde el escenario, con una sentida interpretación de ‘La estatua del jardín botánico’ que maravilló al músico nacido en el barrio del Gancho. Además de asistir a la exhibición de Beatriz, Auserón interpretó la canción ‘Los inadaptados’ a guitarra y voz, después de evocar en el mismo discurso a Avempace, los billares del Tubo y su abuela. Genio. El músico y docente Gabriel Sopeña, que habla su mismo idioma, se encargó de entregarle la estatuilla.

La banda zaragozana Victorious Fleet Commanders abrió fuego en lo tocante a las actuaciones. El cuarteto hizo honor a los piropos que les llueven desde hace dos años, y se llevó el premio al mejor EP por ‘Ay Carmela!’, producido por Rafa Domínguez, al que agradecieron su esfuerzo. Los miembros de The Kleejoss Band subirían tres veces a escena, dos para recoger premios y otra para demostrar en directo que merecen sobradamente el manantial de filias recibidas en los últimos meses. Sonaron de lujo.

¿Momentos impagables? Hubo varios. Julio Escartín, profesor de música del IES Miguel Catalán y reciente vencedor del concurso ‘Pasapalabra’, entregó el premio a mejor canción en lengua autóctona; el ‘profe’ demostró haber corregido y aumentado el desparpajo que le hizo empatizar con la teleaudiencia. Carlos y Mariano, Starkytch Pinchadiscos, superaron con nota el reto de presentar. Estuvieron graciosos y ágiles: las galas mueren si falta el segundo elemento en sus conductores. Cumplían tres años en este contubernio, y lucieron desenvueltos. Ojo a otro tándem que dio en la diana: Luis Cebrián y Diego Peña. Se fueron por el surrealismo al entregar premio, y dejaron a la gente con ganas de más.

Falces, en medio de los elogios a Pirineos Sur, reconoció haberse colado en las primeras ediciones, dato que no olvidó Luis Lles (actual director artístico del festival tensino) al recoger el segundo de los dos premios recibidos por la fiesta montañesa, que hoy presenta su programa completo del próximo este verano: "Sergio, este año no entras", sentenció con sorna. No había sitio para la mala onda: gracias a muchos deseos unidos, el aliño de la gala fue un clamor: alcanzada la mayoría de edad, que cumplan muchos más.

Etiquetas
Comentarios