Despliega el menú
Ocio y Cultura

Las nocheviejas que no salen en la tele

Hay casi tantas celebraciones de Nochevieja como ciudades y casi tantas campanadas como relojes en las plazas.

Numerosas personas pasean esta mañana por la madrileña Puerta del Sol, donde han tomado las uvas este mediodía, como preludio a la medianoche en la que el emblemático reloj del kilómetro cero de España nos avisará con doce tañidos de la llegada de 2017.
Las nocheviejas que no salen en la tele
EFE/Víctor Lerena

Una parte de España, hoy por la noche, verá a los cocineros de MasterChef o a Cristina Pedroche delante de la Puerta del Sol. Pero hay otra España que no verá la tele ni vibrará con las campanadas madrileñas. Es esa otra España que saludará al año nuevo simplemente de otra manera, en otro lugar.

Hay casi tantas celebraciones de Nochevieja como ciudades y casi tantas campanadas como relojes en las plazas. Estés donde estés, puedes apropiarte de un racimo de uvas y pasarlo muy bien.

Por ejemplo, en Barcelona, habrá un espectáculo de luz, agua, música y pirotecnia en la Fuente Mágica de Montjuic para poner los dos pies en 2017, y en Valencia, en la plaza del Ayuntamiento, tras el éxito del año pasado, varios DJ's amenizarán el bailoteo previo y posterior a las campanadas. Por supuesto, los fuegos artificiales pondrán el resto.

La iniciativa se ha movido por redes sociales, y hasta tiene un hashtag, #campanadesvlc, lo que augura multitudes y fiesta sin tanto frío como en Baqueira-Beret, en donde podrá degustarse el tradicional 'vi cau' (vino caliente con canela muy típico en la zona) para ir con la temperatura adecuada al show de música en vivo o a las fiestas de las discotecas de después.

Lo del frío no es algo que vaya con los participantes de la carrera en calzoncillos de Font de la Figuera, en Valencia. Tras las campanadas, estos atletas en mayúsculas lucirán sus esbeltos cuerpos tras las campanadas.

Cerca, en Castellón, más música en directo y más fuegos artificiales para despedir 2016 y recibir al siguiente en el edificio del Reloj, en lo que será un espectáculo similar al de Las Palmas, donde, además de todo el festín de pirotecnia y bandas y DJ's en directo, se exhibirá un inmenso reloj digital de dos pantallas en luces LED.

Granada vestirá parecido. Frente al Ayuntamiento, atentos a su reloj, se concentrarán centenares de personas uva en mano para cumplir el ritual.

El propio consistorio tiene previsto repartir 3.500 racimos y bolsas de cotillones como aperitivo a una proyección de gotas de agua cayendo al son de las propias campanadas. El grupo 'El beso de Judas' pondrá la banda sonora de la velada.

Tener una orquesta da dinero en Nochevieja. Un sinfín de municipios han contratado a una para recuperar éxitos de ayer, hoy y siempre y poner a bailar a los vecinos: a los mayores, a los jóvenes y hasta los niños.

Una de las de mayor solera, 'La Década Prodigiosa', tocará en Vegadeo (Asturias) y la 'Orquesta Titanic' desplegará su habilidad en Dènia (Alicante). La 'Charleston Big Band' interpretará su repertorio en Luarca y 'La Jaula' en Sierra Nevada, donde ni el frío ni la nieve silenciarán su música.

Despedir el año, o saludar el que viene, puede ser un acto de conciliación con la naturaleza. Al Faro de Cap de Creus, en Cadaqués, se puede ir antes de los primeros destellos del 1 de enero, si es que las nubes o las neblinas lo permiten, para disfrutar de un paisaje inolvidable.

La celebración tiene un nombre, 'Aplec del sol ixent', y se ofrece chocolate caliente y sardanas.

Quien conozca Cuenca deducirá que una Nochevieja allí merece la pena, más si uno tiene en cuenta que las campanadas se siguen delante de la torre de La Mangana, que se remonta al siglo XVI. Pero antes, los más valientes podrán participar en la 'San Silvestre en piragua', en el tramo del Júcar que hay entre la playa artificial y el paraje del Sargal.

Es una forma más de celebrar la Nochevieja por anticipado, aunque para previsores los habitantes de Ventosa de San Pedro, en la comarca de Tierras Altas de Soria. Es un municipio de unos 15 habitantes que se tomó las uvas... ¡el 11 de diciembre!

Cuatro días después, pero con mucha más gente (se calculó que unas 20.000 personas), Salamanca albergó 'la Nochevieja universitaria': uvas y cotillón dos semanas antes de las uvas y los cotillones del resto de España.

O de casi toda España. En el barrio de Las Trescientas de Cáceres los vecinos tomaron las uvas a las 21.10 horas del pasado día 25. Las campanadas sonaron por altavoces.

Nochevieja no es sólo la tele. No es sólo la Puerta del Sol. Es mucho más. Disfruten.

Etiquetas
Comentarios