Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Universidad de Zaragoza

La Universidad recupera libros desaparecidos hace cuatro décadas

En 1973 se hundió la antigua sede provocando que se perdieran miles de libros que ciudadanos, profesores y bibliotecarios han ido recuperando.

En mayo de 1973 se hundía la antigua sede de la Biblioteca Universitaria, situada en la capilla Pedro Cerbuna en la Magdalena. La destrucción de este recinto, un edificio del siglo XVI declarado monumento histórico-artístico en 1969, provocó que por el derrumbe, el incendio que siguió y el saqueo a que fueron sometidos los restos, se perdieran una enorme cantidad, posiblemente miles, de libros antiguos de la Biblioteca.

Parte de ellos se recuperó gracias al esfuerzo de bibliotecarios, profesores y ciudadanos que los fueron recogiendo, incluso adquiriéndolos, en los rastros de la ciudad. Cuarenta años después, todavía vuelven libros que se creían perdidos, gracias a la generosidad de ciudadanos como José Luis García Zamora, quien acaba de devolver a la Biblioteca ocho valiosos ejemplares.

Los libros recuperados, en gran parte de tema religioso, conservados a lo largo del tiempo en buen estado por el donante, corresponden a un impreso zaragozano de siglo XVI, cuatro del XVII (entre ellos un ejemplar de la continuación de los Anales de Zurita que publicó Bartolomé Leonardo Argensola en 1630), dos del XVIII y uno del XIX. Todos ellos son ejemplares duplicados, que pasarán a disposición investigadores, eruditos y la sociedad en general.

Etiquetas