Despliega el menú
Ocio y Cultura

LIBROS

'Increíble pero cierto' recopila las noticias más insólitas publicadas por la prensa

Un panda fan del porno, un árbol parlante o un móvil que nota el mal aliento son titulares incluidos en un libro de Sebastián Maspons.

Propongo un juego. ¿Pueden decirme cuál de estas noticias es verdadera?: un elefante supera su adicción a la heroína con un tratamiento de metadona, alces borrachos aterrorizan a ancianos en Suecia, una mujer pare una rana o triatletas tienen miedo al monstruo del lago Ness y, si Nessie les muerde, cobrarán un seguro.

Aunque parezca mentira, todas son verídicas, y además han sido publicadas en medios de reconocido prestigio como la televisión británica BBC -paradigma de la seriedad y el rigor- o el diario 'The Guardian', de Londres. Ya nadie escapa a la frivolidad o a las ganas de poner un pequeño contrapunto a tanta crisis y tanta catástrofe natural o bélica.

"En los medios no hay más que desgracias, ¿qué daño hace que de vez en cuando nos arranquen una sonrisa?". Quien lo plantea es Sebastián Maspons, periodista barcelonés que ha recopilado en un libro, 'Increíble pero cierto' (Libros Cúpula), las 300 noticias más insólitas publicadas en la prensa internacional.

Desde el año 1993 colecciona rarezas aparecidas en los medios y señala que ya tiene más de 10.000. Las hay para todos los gustos, aunque él las ha agrupado en cinco áreas temáticas: animalario, trastadas, de todo un poco, lo que necesitas es amor y chorizos y compañía.

"Al principio tuve una ayuda inestimable, una publicación que se llamaba 'Noticias del mundo' que era semanal, pero sólo duró 40 números", señala. "En aquel tabloide podíamos leer titulares tan impactantes como 'Tiene una lengua de 22 centímetros' o 'Nostradamus predijo las cuatro ligas del Barça", apunta.

Aclara que "muchas noticias eran inventadas, pero me divertían tanto, que me aficioné a recopilarlas". Y agrega que "así descubrí a un señor de Benicarló que decía que mantenía relaciones con un extraterrestre, que en Portugal había un árbol que hablaba, o que una mujer había permanecido tres días atascada en el lavabo de su casa".

Verdad verdadera

Pero ahora "todo lo que colecciono es cierto, o al menos ha sido publicado en un medio de reconocido prestigio. Eso sí, ninguna noticia es del 28 de diciembre", asegura.

Entre sus favoritas, hay unas cuantas perlas: 'Películas porno para un panda en Tailandia', 'Un borracho se pelea con la armadura de hierro de un caballero medieval', 'Publicita una fiesta en Myspace y centenares de jóvenes arrasan la casa de sus padres', 'Un piloto de avión va al baño y no puede volver a la cabina' o 'Un teléfono móvil detectará el mal aliento'.

En cualquier caso, matiza que muchas veces los titulares están algo forzados y que luego la noticia no es exactamente lo que decía el encabezamiento. Aunque las hay que son tal cual, como una que apareció en la prensa valenciana: "La compañía del gas le envía una factura a casa a nombre de Antonio Gilipollas Caraculo".

De Internet, en cambio, desconfía bastante, porque es un medio propicio para los bulos. "En la red te la pueden colar muy fácil", advierte.

Si bien defiende que la prensa debe ser seria, apunta que no todo tienen que ser desgracias. "Si no, se te atraganta el cruasán cuando desayunas", dice. "No está mal que de vez en cuando los medios frivolicen un poco, hay que intentar sonreír más, porque hay demasiado mal humor en nuestra sociedad". "Hoy por hoy entras a un bar, das los buenos días y te responden de mala manera, hay un gran cabreo generalizado", concluye.

Etiquetas