Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

PREMIOS HERALDO

Reconocimiento a Mingote y López Otín, símbolo del esfuerzo y el compromiso

La presidenta editora de HERALDO, Pilar de Yarza, elogió los grandes méritos del humorista y el científico galardonados. El logro colectivo de la Expo, el Bicentenario de los Sitios y los retos que debe afrontar Aragón estuvieron presentes en el acto

La Expo, el Bicentenario de los Sitios y los retos a los que se enfrenta Aragón en el futuro estuvieron ayer presentes en la ceremonia de entrega de los Premios HERALDO, que este año han distinguido al investigador oscense Carlos López Otín y el dibujante Antonio Mingote. Pilar de Yarza Mompeón, presidenta editora de este diario, elogió en su discurso los méritos de ambos galardonados y resaltó que este año las distinciones "coinciden con una fecha especial: la reciente clausura de la Exposición Internacional de Zaragoza 2008, un hito en la capital aragonesa" en el que -destacó- "una generación de aragoneses, desde los trabajadores y voluntarios hasta los técnicos y directivos, ha desplegado su capacidad de trabajo y entusiasmo, y su cualificación profesional y humana". Aspectos que también brillan en los premiados este año por HERALDO.

Del catedrático de Bioquímica y Biología Molecular Carlos López Otín, Pilar de Yarza señaló que "es exponente de la apasionante tarea investigadora que, en el campo de la Oncología, permite cada día esperanzadores avances en la lucha contra la enfermedad".

Con respecto a Antonio Mingote, al que definió como "escritor, académico y genial dibujante", la presidenta editora afirmó que es un "indiscutible maestro del periodismo español, trabajador infatigable y, por encima de todo, humanista". También subrayó que las viñetas de Mingote se convierten a menudo en "auténticos editoriales", dando "una inteligente y certera crónica de la sociedad española".

"Ambos han alcanzado una excelencia profesional que combinan con su bonhomía personal", agregó.

"Legítimamente orgullosos"

En su alocución, Pilar de Yarza manifestó que la Expo ha supuesto "un esfuerzo colectivo del que nos sentimos legítimamente orgullosos" y felicitó expresamente al alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch; al presidente aragonés Marcelino Iglesias; al presidente de Expoagua, Roque Gistau; y al comisario de la muestra, Emilio Fernández Castaño, "como símbolos de una lista imposible de ser enumerada" de personas que han contribuido al éxito de un acontecimiento que "ha dotado a Zaragoza, y con ella a Aragón, de mejores instrumentos para afrontar una compleja situación económica y un entorno cada vez más competitivo", añadió.

No obstante, De Yarza recordó que aún queda pendiente en nuestra comunidad "la resolución de asuntos básicos", entre los que citó "las obras hidráulicas, fundamentales para el medio rural y para un desarrollo equilibrado del territorio", "mejorar las comunicaciones con Francia y el resto de Europa", el retorno de "las obras artísticas de Barbastro-Monzón retenidas en Lérida" y "el cobro de la deuda tributaria" que el Estado tiene con Aragón y que nos sitúa "en inferioridad de condiciones con otras comunidades", denunció la presidenta editora.

Pilar de Yarza tampoco quiso dejar pasar el hecho de que el diario HERALDO DE ARAGÓN haya cumplido este mes "113 años de compromiso con los lectores, un compromiso de defensa de los intereses de Aragón, que son también los de España", dijo.

Un emocionado Antonio Mingote, que recibió la distinción de manos de Pilar de Yarza, arrancó sonrisas de los presentes con su repaso al tiempo en el que llegó con sus padres y su hermana a la capital aragonesa, donde expuso por primera vez su obra y un crítico le auguró "un futuro como pintor de grandes murales". También recordó que fue precisamente el HERALDO el primer diario que publicó una entrevista suya. Así que el premio, dijo, "me halaga y me enorgullece, y lo recibo como certificado de los servicios prestados, diploma de fin de carrera y testimonio de que, al final de toda una vida, he cumplido, y eso debe bastar".

La curiosidad como legado

El vicepresidente de HERALDO, Fernando de Yarza Mompeón, entregó el premio a Carlos López Otín, quien apuntó que, cuando le comunicaron el galardón, recordó al cartero de Sabiñánigo que llevaba el HERALDO a su abuelo, el practicante del pueblo. "Mi abuelo me legó su tremenda curiosidad intelectual y su gusto por la lectura de este periódico: para él, y luego para mí, era una ventana al mundo, una forma de ensanchar nuestro universo limitado por Monrepós y los Pirineos", dijo. "Aunque mis hijos no lo crean, hace 40 años no había televisión, Internet ni móviles, pero sobrevivíamos. El esfuerzo, la dedicación y el compromiso eran nuestros valores, y el HERALDO, mi primera ventana intelectual, simbolizaba todo aquello: un ejemplo de tolerancia, respeto y pluralidad".

Etiquetas