Nacional
Suscríbete

51 inmigrantes, 10 de ellos menores, entran a nado a Ceuta, y un marroquí muere ahogado

Los menores de edad, que en su mayoría tienen entre 15 y 17 años, son llevados al centro de acogida de La Esperanza, donde ya hay unos 240 menores a pesar de que su capacidad es de unas 130 plazas.

Inmigrantes en Ceuta
Inmigrantes en Ceuta
EFE

 El número de inmigrantes marroquíes y subsaharianos que desde esta madrugada han entrado a nado en Ceuta asciende ya a 51, entre ellos diez menores de edad y un joven que resultó fallecido, a los que también hay que sumar otros dos subsaharianos que han saltado el doble vallado fronterizo.

Las entradas clandestinas a través del espigón fronterizo norte de Benzú se han producido desde primeras horas de la madrugada de este sábado, llegando la mayoría de los inmigrantes con heridas y contusiones por los golpes con las rocas de la zona.

Además un joven inmigrante marroquí ha fallecido ahogado este sábado cuando pretendía entrar a nado en la ciudad y su cuerpo fue arrastrado por las corrientes hasta la zona del espigón fronterizo que separa Ceuta de Marruecos.

La Cruz Roja está prestando asistencia sanitaria a estos inmigrantes, algunos de ellos con síntomas de hipotermia y otros con síntomas de agotamiento.

De forma paralela a las entradas por la vía marítima se ha advertido también el acceso de dos jóvenes subsaharianos, ambos de Mali y de 19 y 22 años, que han logrado entrar a través del doble vallado fronterizo -situado a diez metros de altura- que separa la ciudad de Marruecos.

Igualmente, otros cuatro inmigrantes subsaharianos, todos de Guinea Conakry y de edades comprendidas entre los 18 y los 24 años, también han accedido a nado.

Todos los inmigrantes están siendo llevados a la Jefatura Superior de la Policía para ser identificados.

En el caso de los adultos son trasladados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) mientras que los menores de edad, que en su mayoría tienen entre 15 y 17 años, son llevados al centro de acogida de La Esperanza, donde ya hay unos 240 menores a pesar de que su capacidad es de unas 130 plazas.

Según han informado fuentes policiales y sanitarias, los inmigrantes han aprovechado una jornada con muy adversa climatología en la ciudad para acceder, en la creencia de que estos días suele existir una menor presencia policial y que el mar favorece su travesía por las corrientes.

De hecho, la AEMET mantiene activa en la ciudad la alerta amarilla por riesgos de lluvias, vientos fuertes y mala mar, con vientos que están superando los 60 kilómetros por hora.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión