Nacional
Suscríbete por 1€

Puigdemont, increpado y golpeado por una persona en Viena: "A prisión"

A su juicio, el golpe es una muestra de la "molestia" que ocasiona en algunos la buena acogida que asegura haber recibido en Austria, donde reivindicó la declaración unilateral de independencia de 2017.

Carles Puigdemont, este lunes.
Carles Puigdemont, este lunes.
GUGLIELMO MANGIAPANE/Reuters

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, denunció este viernes que había sido golpeado e increpado por una persona en el aeropuerto de Viena. Había viajado esta semana a la capital austriaca desde su exilio para pronunciar una conferencia sobre la situación política catalana en una universidad del país centroeuropeo.

Según su propio relato, recibió un golpe en la espalda de alguien que al pasar le ha gritado: "A prisión", en castellano. Añadió que el individuo se ha ido corriendo sin "tener la valentía de dar la cara". A su juicio, el golpe es una muestra de la "molestia" que ocasiona en algunos la buena acogida que asegura haber recibido en Austria, donde reivindicó la declaración unilateral de independencia de 2017. No es necesario "convocar un nuevo referéndum ni una nueva declaración de independencia", dijo ya que considera que sigue vigente la que él mismo realizó en el Parlament en 2017.

El expresidente asegura que ha puesto decenas de denuncias por amenazas de muerte pero no prosperan. "Ya se sabe que la justicia española trata a todo el mundo por igual", ha ironizado en su cuenta de Twitter. Puigdemont ha denunciado también maniobras para que no pudiera pronunciar la conferencia en Viena.

Escolta

Su abogado, Gonzalo Boye, ha señalado también en Twitter que por ley tiene derecho a llevar escolta. "¿Qué se pretende privándole de tal derecho?", ha preguntado. En el entorno del expresidente se han dirigido directamente por este motivo hacia el consejero de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena.

"En muchos viajes internacionales nos encontramos españoles que insultan al president Puigdemont", ha afirmado el jefe de su oficina como expresidente, Josep Lluís Alay. "Son personas de odio, pero la protección de los Mossos que le corresponde y es obligada por ley, ¿para cuándo consejero?", ha rematado.

Este no es el primer incidente que tiene Puigdemont en un aeropuerto. En el de Copenhague, una persona, con una bandera española, le increpó y le retó a que besara la bandera. El expresidente de la Generalitat lo hizo y sostuvo que no tenía ningún problema con España.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión