Nacional
Suscríbete por 1€

Tragedia en Melilla: al menos 18 migrantes mueren en un asalto masivo a la valla

La policía marroquí preveía el asalto a la valla y el PP exige explicaciones a Marlaska.

Más de un centenar de inmigrantes logran entrar en Melilla.
Más de un centenar de inmigrantes logran entrar en Melilla.
Paqui Sánchez

El balance de emigrantes muertos en el asalto a la valla de Melilla asciende a 18 personas, según informaron fuentes de las autoridades locales de la provincia marroquí de Nador, contigua a la ciudad española ubicada en el norte de África.

Las mismas fuentes niegan "categóricamente que haya ningún muerto entre las fuerzas de seguridad" marroquíes.

La Delegación del Gobierno de Melilla ha informado este viernes de que un grupo de unos 500 subsaharianos "perfectamente organizado y violento" ha forzado a las 8.40 el paso fronterizo del Barrio Chino. En el cercano monte Gurugú había 2.000 migrantes y, finalmente, lograron acceder a la ciudad española 133.

Del lado español, la entrada masiva dejó al menos 49 agentes de la Guardia Civil heridos de carácter leve y 57 migrantes, de los que tres han sido atendidos en el hospital comarcal, según las cifras ofrecidas por la Delegación del Gobierno.

Se trata de la primera entrada de importancia que se produce en Melilla desde la normalización de las relaciones entre España y Marruecos en abril de 2022, tras el giro de posición del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el Sáhara Occidental. Coincide, además, a días de que se celebre la cumbre de la OTAN en Madrid, el 29 y 30 de junio, motivo por el que se han extremado las medidas de seguridad.

Marruecos reconoce cinco subsaharianos fallecidos, trece heridos graves y un gendarme muerto, pero la cifra podría elevarse a varias decenas

La Delegación del Gobierno ha elevado a unos 2.000 migrantes el número de personas que se encontraban en las inmediaciones del monte Gurugú, de los que 1.500 se aproximaron hacia la ciudad española sobre las 06.40, momento en el que se activó la alarma anti-intrusión de la Comandancia de la Guardia Civil.

De los 500 que finalmente intentaron acceder a las 8.40 a Melilla desde el paso del Barrio Chino, 130 lo han logrado y han sido derivados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI). Son todos varones y aparentemente mayores de edad.

Cuatro vehículos de la Guardia Civil han sufrido daños en carrocería y rotura de lunas por el lanzamiento de piedras del grupo de subsaharianos, "perfectamente organizado y violento", según la Delegación del Gobierno.

La Delegación del Gobierno ha destacado el "amplio dispositivo desplegado por las fuerzas de seguridad marroquíes, en coordinación con las Fuerzas de Seguridad del Estado de España". Desde Bruselas, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha elogiado este viernes el trabajo realizado por Marruecos para tratar de evitar, en coordinación con las fuerzas de seguridad españolas, el "asalto violento".

En el dispositivo policial han participado por parte de la Guardia Civil un helicóptero, siete patrullas de seguridad, tres patrullas de la compañía Fiscal, tres equipos MIR y un dron y por parte de la Policía Nacional, cuatro patrullas y dos furgonetas de la UIP. Además, dos patrullas de la Policía Local han colaborado, cortando las carreteras para garantizar la seguridad del dispositivo y de los ciudadanos.

Asociaciones de guardias civiles han denunciado el uso de barras de acero y herramientas de corte por parte de los migrantes, que han actuado con "máxima gravedad", por lo que han reclamado el refuerzo medios técnicos y humanos.

El asalto se esperaba

Las autoridades marroquíes detuvieron momentos antes de llegar a la valla con Melilla a un millar de personas subsaharianas que se aproximaban para intentar cruzar a la ciudad española, durante una operación policial en la que resultaron heridos decenas de agentes marroquíes y también de emigrantes.

Según informaron a Efe fuentes de seguridad, muchos de los emigrantes arrestados en su intento de acceder a Melilla son de nacionalidad sudanesa y provenían de bosques cercanos en los que se estaban congregando en los últimos días para llevar a cabo una entrada masiva a esta ciudad española en el norte de África.

Las fuentes marroquíes explicaron que "solo una pequeña parte" de emigrantes pudieron escapar al dispositivo y esconderse en los bosques marroquíes fronterizos con Melilla.

Las autoridades del país magrebí preveían ese ataque desde hace más de una semana después de que cientos de emigrantes subsaharianos se congregaran en montañas difícilmente accesibles situadas en la comarca de Bini Buiafrur, ubicada en la provincia marroquí de Nador y a unos 20 kilómetros al oeste de Melilla.

De hecho, los servicios de seguridad marroquíes realizaron dos intervenciones este jueves y el pasado sábado para abortar estos preparativos, en los que estaban implicados cientos de emigrantes subsaharianos que tenían al intención de cruzar a España a partir de Bini Buiafrur.

Durante estos dispositivos, alrededor de 200 agentes marroquíes resultaron heridos en los enfrentamientos con estos emigrantes, que por ser de mayoría sudanesa consiguen la colaboración de la población local debido al factor del idioma y de la religión.

Habitualmente, los servicios de seguridad someten a los migrantes interceptados en las fronteras con Ceuta y Melilla y en las costas del país a un interrogatorio rutinario, trámite que suele terminar pasados unos días en su traslado hacia ciudades del centro del país.

El PP pide explicaciones

La secretaria nacional de Interior del PP, Ana Vázquez, ha emplazado este viernes al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a explicar de forma "urgente" en el Congreso de los Diputados la entrada "masiva" por la fuerza de migrantes, después de "presumir de buenas relaciones con Marruecos".

"Marlaska ni está ni se le espera y mientras siguen entrando desde Marruecos. Política inexistente en materia migratoria", ha declarado Vázquez, después de que cientos de migrantes haya protagonizado este viernes por la mañana un asalto de la valla de Melilla al romper la puerta de acceso al puesto fronterizo del Barrio Chino, lo que ha obligado al despliegue de efectivos policiales.

Vázquez ha recordado a Europa Press que el Grupo Popular ya solicitó el pasado 9 de julio la comparecencia del titular de Interior para que explicase las medidas que iba a llevar a cabo su Departamento "ante la llegada masiva de inmigrantes a las costas españolas durante el verano". 

"Inexistente política migratoria" de Marlaska

La dirigente del PP ha indicado que ahora vuelven a solicitar la comparecencia del ministro en sede parlamentaria por este salto a la valla de Melilla, que se produce después de "presumir de buenas relaciones con Marruecos". A su entender, es una "vergüenza la mentira continua de Marlaska con la inexistente política migratoria".

La también portavoz de Interior del Grupo Popular en el Congreso ha señalado que casi la mitad de inmigrantes que llegan a España son de nacionalidad marroquí y ha añadido que solo se está expulsando de media un 15%, lo que supone un "efecto llamada". "Este Gobierno es un efecto llamada en sí mismo", ha enfatizado, tras recordar que Podemos defiende "legalizaciones masivas". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión