Nacional
Suscríbete por 1€

La ausencia de Feijóo devalúa la toma de posesión de Mañueco

El líder del PP evita por ahora la foto con Abascal y cede el protagonismo institucional de su partido a Díaz Ayuso.

Feijóo este lunes en Santiago.
Feijóo este lunes en Santiago.
Álvaro Ballesteros

Alberto Núñez Feijóo será el gran ausente este martes en la toma de posesión de Alfonso Fernández Mañueco. El recién elegido líder del PP había expresado la semana pasada "su interés y disposición" por acompañar en Valladolid al presidente de Castilla y León si sus obligaciones se lo permitían pero ocupará toda la jornada en citas con los agentes económicos y sociales evitando por ahora la incómoda foto con el líder de Vox. Será la secretaria general de los populares, Cuca Gamarra, quien arrope al barón autonómico en un acto al que no faltará el líder de la formación ultraderechista, Santiago Abascal, ni tampoco la presidenta de la Comunidad de Madrid la única dirigente conservadora que apuesta por las alianzas con Vox. Isabel Díaz Ayuso será la máxima representante institucional del PP en el acto. "Tengo que compatibilizar una agenda institucional con una agenda de partido, y estas cosas no son fáciles", aseguró Feijóo este lunes en Pontevedra.

El todavía presidente de la Xunta concede la mayor importancia a su encuentro con la patronal y los sindicatos porque quiere ultimar la propuesta fiscal alternativa que su equipo económico está perfilando para enviar antes del fin de semana al Gobierno. "La prioridad -justifican en la dirección nacional- tiene que ser la economía y las propuestas para resolver con soluciones esa situación".

Tradicionalmente, el líder del PP ha estado en las tomas de posesión de sus líderes territoriales. Pablo Casado sí estuvo con Mañueco en la anterior legislatura. Incluso acompañó al propio Feijóo junto a Díaz Ayuso y el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy. También hizo despliegue la cúpula popular en Andalucía ante el hito que supuso que Juanma Moreno lograse desbancar al PSOE de la Junta casi cuarenta años después.

Apoyo "incondicional"

Feijóo, sin embargo, disculpa su ausencia y asegura que su respaldo al barón castellanoleonés "no tiene nada que ver" con su asistencia o no al acto de Valladolid. "La agenda del presidente de la Xunta hace unos años me impidió asistir a la toma de posesión (de Mañueco), y ahora la agenda doble de presidente de la Xunta y presidente del partido me impide lo mismo", excusó. Una ausencia que no cercena, en ningún caso, su "apoyo incondicional" a uno de los líderes territoriales clave en el giro que le permitió llegar a lo más alto del PP y al que se ha comprometido a visitar "en las próximas semanas".

"Está avergonzado por el pacto con Vox", señalan en el PSOE. En Ferraz apuntan a que la entrada de la extrema derecha en las instituciones "no debe complacer demasiado" al líder del PP porque "se ha escondido", dijo Cristina Narbona, detrás de una agenda "aparentemente urgente" para "no tener que estar disponible" en Valladolid. "Si no -apuntó la presidenta del PSOE- estaría con él".

Los socialistas reclamaron al PP que desplegara un cordón sanitario en torno a Abascal para evitar su entrada en los gobiernos autonómicos. Una petición que condenaría a los conservadores a no arañar poder una vez que todos los sondeos apuntan que tanto en Andalucía -siguiente parada electoral- como en las generales, el partido de Feijóo necesitará a Vox para ahormar mayorías.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión