Nacional
Suscríbete por 1€

Casado y Ayuso se vieron ayer en Génova en una reunión "infructuosa", según el Gobierno madrileño

Fuentes del PP han informado acerca de este encuentro, sin detallar lo tratado entre ambos dirigentes.

Pablo Casado
Pablo Casado
Efe

El presidente del PP, Pablo Casado y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, mantuvieron en la tarde de ayer un encuentro en la sede nacional del PP para buscar una solución a la guerra que ambos mantienen, pero no lo lograron, pues, según indican fuentes del Gobierno madrileño, la reunión fue "infructuosa".

Fuentes de la dirección nacional del PP han informado este sábado sobre el encuentro al que Casado convocó a Ayuso, sin detallar lo tratado entre ambos dirigentes y, minutos más tarde, desde la Comunidad de Madrid se ha trasladado a los medios que la reunión fue "infructuosa".

Díaz Ayuso y el líder del PP se vieron después de que la presidenta madrileña denunciase una operación por parte de su partido para destruirla, y, en respuesta, el presidente del PP explicase sus sospechas sobre una presunta comisión cobrada por el hermano de Díaz Ayuso a raíz de un contrato para la compra de mascarillas en China en abril de 2020.

Mientras que en Sol hablan de reunión "infructuosa", la dirección nacional del PP ha enviado un mensaje en el que el partido "lamenta los acontecimientos de los últimos días" y se compromete a seguir defendiendo "junto a todos los militantes el mejor proyecto de futuro para España".

El encuentro se produjo después de que Díaz Ayuso explicara que su hermano, Tomás, cobró 55.580 euros de una empresa contratada por su Gobierno para comprar mascarillas en China en abril de 2020, al inicio de la pandemia, por "gestiones realizadas para conseguir el material de China y su traslado a Madrid".

Una reunión entre Casado y Ayuso, solos y sin intermediarios, es la fórmula que el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, propuso ayer para que se solucionase el desencuentro entre ambos dirigentes, que Feijóo achacó a los dos círculos de ambos.

El presidente de Galicia no los nombró, pero son el secretario general del PP, Teodoro García Egea, mano derecha de Casado, y Miguel Ángel Rodríguez, jefe de gabinete de la presidenta madrileña, los señalados durante meses de pugna interna por el control del partido en Madrid.

El secretario general del PP ha acudido este sábado a la sede nacional del partido, como también ha hecho el vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, sin que haya trascendido qué otros dirigentes se encuentran en el edificio.

Los periodistas que hacen guardia a las puertas de la sede nacional del PP han visto como en torno a las 12.45 horas el número dos de los populares entraba en la sede caminando, después de que subieran el cierre metálico del acceso, bajado hasta entonces, mientras que Montesinos ha accedido entorno a las 11.30 en coche y a través del garaje.

Este sábado la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre ha pedido de nuevo la dimisión del secretario general del PP, Teodoro García Egea, y ha dicho estar "pensando" si también debería pedir la del presidente del partido, Pablo Casado.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión