Nacional
Suscríbete

Un total de 119 personas murieron en incendios en el hogar en España en 2020

Según el estudio 'Víctimas de Incendios en España 2020' realizado por la Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB).

Presentación de la primera Escuela Ciudadana de Prevención de Riesgos de España, en el Museo del Fuego de Zaragoza
Imagen de la presentación de la primera Escuela Ciudadana de Prevención de Riesgos de España, en el Museo del Fuego de Zaragoza
FRANCISCO JIMENEZ

Un total de 119 españoles murieron en su hogar a consecuencia del fuego en 2020, según concluye el estudio 'Víctimas de Incendios en España 2020' realizado por la Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB) y que señala que los hogares españoles han sufrido durante el pasado 2020 una media diaria de 47 fuegos debido al mal uso de enchufes y regletas.

Además, el estudio que se produjeron un total de 119 fallecidos, en su mayoría fueron hombres (68 fallecidos) y mayores de 64 (58 fallecidos) estos últimos representan el 49 por ciento, y también afirma que la mayoría de víctimas (50 por ciento) se encontraban acompañadas. En comparación con 2019, se registraron 6 fallecidos menos, y los incendios se han visto reducidos en un 13 por ciento este 2020.

Mapfre asegura que pese a la "positiva evolución", no lo considera un "cambio de tendencia a la baja", por los "malos datos" de 2016 donde se registraron 175 víctimas, 2017 con 212 víctimas y el comienzo de 2021 donde se contabilizaron en los meses de enero y febrero 38 víctimas mortales en el hogar, un 27 por ciento más con respecto al mismo periodo que el año anterior.

En general, sostiene que este pasado 2020 se han producido 123.800 fuegos o explosiones (un 4 por ciento menos que 2019), de los cuales un 73 por ciento fueron de los hogares españoles e igualmente, como consecuencia de un fuego originado en el exterior. Los incendios han acabado en total con la vida de 164 personas (una víctima menos que en 2019). Mapfre destaca que en los meses de confinamiento entre marzo y abril, se registraron las cifras más bajas de fallecimientos por fuego en el hogar de los últimos años con 16 fallecidos en esos dos meses, respecto a los 37 de 2019, los 23 de 2018 y los 33 de 2017.

Dentro de los fuegos y explosiones totales de 2020, apunta que el grupo de edad comprendido entre los 30 y los 64 años es el que más fallecidos tuvo el año pasado (47 por ciento), y especialmente la franja de edad entre los 50 y los 54 años, que "rompe la pauta histórica" y acumuló en 2020 unos 21 muertos.

Respecto al momento en el que más incendios se producen en el hogar, la fundación resalta el fin de semana donde los sábados, registraron 23 fallecidos que representa un 19 por ciento, más las víctimas del domingo con un 15 por ciento y las del viernes con 16,8 por ciento, suman un total de un 51,2 por ciento.

La franja horaria con más siniestros es entre las 4 y las 8,00 de la mañana, en la se contabilizan 28 víctimas. Por ello, Mapfre destaca la importancia de instalar detectores de humos en las viviendas.

Igualmente, confirma que el salón es la dependencia de la vivienda en la que se producen más incendios con el 38 por ciento, seguido del dormitorio con el 17 por ciento y muy de cerca, la cocina con el 14 por ciento.

Mapfre sostiene que el peor índice de fallecidos en vivienda en 2020 se repite en los municipios "más pequeños", con menos de 1.000 habitantes, en los cuales la cifra se sitúa en 7,6 muertos por millón, frente a los 3 de las ciudades con más de 500.000 habitantes.

En cuanto a las causas de muerte por incendio en la vivienda, apunta la intoxicación, con 78 víctimas (un 66 por ciento), y las víctimas por quemaduras que representa el 24 por ciento. Y entre el origen de los incendios afirma que mayormente se produjeron por motivos eléctricos (19 por ciento), que causaron 23 víctimas el en 2020, según el estudio, por el uso inadecuado de enchufes, regletas y baterías.

La segunda causa más frecuente de fuego en el hogar se produce por los aparatos productores de calor, como radiadores, estufas y braseros, que tuvieron como resultado 11 víctimas mortales; que junto con el fuego directo, que provocó 11 víctimas; el tabaco, como origen del fuego, y habitualmente, porque algunos fumadores se quedaron dormidos en el sofá del salón o en la cama (6 víctimas); y en quinto lugar, cocinar, que provocó 5 fallecimientos.

La fundación destaca que las comunidades autónomas que registraron más fallecidos debido a los incendios fueron Castilla-La Mancha con un 6,85 y Extremadura con un 5,64 a las cuales le siguen: Castilla y León (4,59), Cantabria (3,43) y Comunidad Valenciana (2,97). Sin embargo, las de menor tasa fueron: Asturias, La Rioja, Navarra (sin víctimas las tres), seguidas de Aragón (0,75) y Madrid (1,47).

Mapfre afirma que el territorio con mayor número de víctimas mortales por fuego en el hogar es Andalucía, con 22 muertos (4 menos que en 2019); y después Cataluña, con 18 víctimas (4 menos que en 2019); Comunidad Valenciana, con 15 víctimas (2 más que en 2019); Castilla La Mancha (14) y Castilla y León (11).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión