Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

La juez  tumba el confinamiento forzoso de los estudiantes y Sanidad fleta un barco burbuja para trasladarlos a la península

El Govern balear ha ofrecido a los 232 jóvenes que se queden a terminar los 10 días de cuarentena o regresen en un barco "burbuja".

Jóvenes aislados en Hotel de Palma por brote de coronavirus
Jóvenes aislados en Hotel de Palma por brote de coronavirus
Atienza

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Palma ha decidido no ratificar el confinamiento forzoso de parte de los jóvenes aislados en el hotel Palma Bellver por el macrobrote asociado a viajes de fin de curso a Mallorca; en concreto, no ratifica el confinamiento de las personas que hayan dado negativo o a las que no se les ha practicado la prueba.

Según las cifras proporcionadas esta mañana por el Govern, esto afectaría a 181 jóvenes aislados en el hotel puente. La resolución es ejecutiva y significa que estos 181 alumnos ya pueden abandonar el hotel. Otros 51 estudiantes alojados en este hotel sí habían dado positivo y deberán quedarse.

La jueza toma esta decisión señalando que el Govern no ha acreditado que estas personas se traten de contactos estrechos con los jóvenes contagiados en el brote detectado, y considera que no es una medida proporcionada al limitar un derecho fundamental.

La jueza sí avala confinar a aquellas personas que hayan dado positivo en una prueba de coronavirus. Por otra parte, requiere al Govern balear que informe al Juzgado cada cinco días de la evolución en la situación de cada una de las personas afectadas para revisar el confinamiento.

Esta resolución puede ser recurrida en apelación ante la Sala Contenciosa del Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

En el auto, la magistrada señala que las personas incluidas en la resolución de Salud Pública -algunas de ellas menores, si bien alcanzarán la mayoría de edad este año- "estaban alojadas en distintos hoteles, sin que se establezca por la administración cuál es la vinculación que entre ellas tienen, o dicho de otra manera, por qué se considera que son contactos estrechos".

El Govern alegó que el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) recomendó que todas las personas que participen en los viajes de fin de curso a Mallorca fueran considerados contactos estrechos, una consideración que la Fiscalía calificó de "general, presuntiva e indeterminada".

La juez concluye que la restricción de un derecho fundamental "debe circunscribirse a lo necesario para el cumplimiento de la finalidad de dicha restricción", de manera que se puede confinar "no por potencial diagnóstico, sino por haber un diagnóstico cierto", es decir, una PCR positiva o al menos "un diagnóstico muy probable", aun dando negativo en una prueba.

En este caso, la resolución de la Dirección General de Salud Pública sólo "hace referencia de una manera genérica" a brotes en otras Comunidades de personas que han viajado a Mallorca, pero sin acreditar que los jóvenes confinados hayan participado en las actividades consideradas el origen del contagio.

La magistrada apunta asimismo que el Govern no ha confinado a los trabajadores de los hoteles en los que se alojaron los estudiantes durante su viaje. Según la información aportada por el Govern al Juzgado se han realizado 175 PCR a trabajadores de hoteles, y sólo una ha dado positivo, pero "no se ha confinado a ningún trabajador", remarca el auto. "La lógica diría que alguno de ellos puede ser un contacto estrecho, ya no con los jóvenes, sino con el trabajador que ha dado positivo", argumenta.

La jueza también pone de ejemplo la llegada de migrantes en pateras, casos en los que se ratificaba el confinamiento al basarse "en la existencia de una persona que había dado positivo y un círculo estrecho de personas que habían estado con el positivo durante un tiempo considerable y sin protección".

La magistrada aclara que no es ajena a la situación de crisis sanitaria, pero remarca que "en un Estado de Derecho, la salvaguarda de los derechos fundamentales debe ser el estandarte que a todos nos debe guiar, y las restricciones a los mismos, proporcionadas, necesarias e idóneas, y sometidas al correspondiente control judicial".

El megabrote de covid-19 asociado a viajes de estudios a Mallorca supera los 1.500 jóvenes afectados, bien por ser positivos o bien por tener que permanecer aislados. 

Por otro lado, el Juzgado de Instrucción número 6 de Palma ha denegado un total de 103 solicitudes de 'habeas corpus' presentadas por parte de los jóvenes aislados en el 'hotel puente' Palma Bellver por el macrobrote asociado a viajes de fin de curso a Mallorca.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares, de los 200 'habeas corpus' anunciados este martes al Juzgado, finalmente únicamente se registraron 100.

El Govern ofrece quedarse en cuarentena o irse en barco burbuja 

El Govern balear ha ofrecido a los 232 jóvenes peninsulares que están en aislamiento en un hotel de Palma y no han dado positivo en los test de coronavirus que se queden a terminar los 10 días de cuarentena o regresen el jueves a la Península en un barco "burbuja".

"Pedimos que no salgan de las habitaciones, ni se vayan a dar vueltas por Palma o a socializar", ha dicho en rueda de prensa la consellera de Presidencia y Función Pública, Mercedes Garrido.

Corresponderá a las comunidades de origen organizar el traslado desde el puerto de Valencia a sus regiones

Garrido ha pedido "responsabilidad" a los jóvenes y que permanezcan en el hotel puente en el que están alojados hasta que completen la cuarentena. "Por favor, que se queden en el hotel", ha pedido la consellera.

La segunda opción que les ofrece el Govern es que regresen a la Península en un barco que fleta el ejecutivo autonómico, "con un espacio burbuja solo para ellos y no en contacto con otros pasajeros", con dirección al puerto de Valencia, donde cada una de las comunidades autónomas "los recoja y los lleve hasta sus domicilios".

Ha concretado que el buque es un barco de línea regular de la naviera Baleària en el que los jóvenes tampoco tendrán contacto con la tripulación y ha apuntado que corresponderá a las comunidades de origen organizar el traslado desde el puerto a sus regiones.

"No sé si es iluso" hacer un llamamiento a la responsabilidad, ha enfatizado Garrido, que ha apuntado que el incremento de los positivos entre los jóvenes confinados pone de manifiesto que su salida del hotel es un riesgo de salud pública.

A los que decidan desoír esa petición, les ha instado a que "si van por la calle, que vayan solos, que se pongan una mascarilla: si son tan irresponsables de salir, que no pongan en riesgo a nadie".

La consellera balear de Presidencia, que ha subrayado la "preocupación" de las comunidades autónomas a las que volverán los estudiantes, ha señalado que Baleares emplea las herramientas a su alcance para perseguir el "turismo de excesos", pero no puede impedir algunas ofertas comerciales ni todos los comportamientos incívicos. "No tenemos un policía para ir detrás de cada persona", ha abundado.

No obstante, ha enfatizado que el Govern actuará con todos sus recursos contra el turismo de borrachera. "No permitiremos que la fiesta y las ganancias fáciles de unos cuantos pongan en riesgo la salud de esta ciudadanía", ha sostenido.

El Govern ha pedido a la Policía y la Guardia Civil que investigue fiestas en playas, barcos e instalaciones de ocio en las que participaron jóvenes en viajes de estudios y ha sancionado con 200.000 euros a los promotores de un concierto en la plaza de toros de Palma el 15 de junio en el que no se respetaron las medidas de seguridad.

Uno de los hoteles de Mallorca donde se encuentran aislados jóvenes que han dado positivo
Uno de los hoteles de Mallorca donde se encuentran aislados jóvenes que han dado positivo
Efe

Alrededor de una decena de estudiantes abandonan el hotel Palma 

Alrededor de una decena de estudiantes han abandonado a las 19.00 horas el hotel puente Palma Bellver tras el auto del Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Los jóvenes se han dirigido hacia los taxis que estaban esperando en el hotel y se han montado en ellos con rumbo desconocido. En todo momento, estaban dirigidos por los organizadores de los viajes.

En el momento de salir del hotel, desde algunos balcones del establecimiento hotelero han lanzado objetos a la vía pública y, además, en medio del alboroto, una taxista se ha negado a trasladar a los jóvenes y ha obligado a unas de las estudiantes a bajarse del vehículo.

Una taxista se ha negado a trasladar a los jóvenes y ha obligado a unas de las estudiantes a bajarse del vehículo

A primera hora de la tarde, tras conocer la sentencia, los estudiantes confinados en el hotel recibían al grito de "somos libres" y con música la noticia.

Las  estudiantes que han abandonado esta tarde el Palma Bellver lo han hecho rumbo a Euskadi, porque todavía tenían el vuelo vigente, y no estaba previsto que hubiera más salidas.

El resto quedaría a la espera, entre otros medios, del barco rumbo a la península con un "espacio burbuja" para los estudiantes.

Entre los estudiantes que a última hora de la tarde del miércoles quedaban en el hotel hay nueve estudiantes positivos, según ha confirmado la directora de Asistencia Sanitaria, Eugènia Carandell.

A las puertas del hotel se han concentrado durante toda la tarde miembros de la asociación negacionista Balear Acción y han sido frecuentes los gritos de los jóvenes desde las habitaciones. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión