Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

día internacional de la mujer

Calvo justifica la prohibición de marchas del 8-M en Madrid por los datos de la evolución de la pandemia

La vicepresidenta primera del Gobierno sostiene que "no hay ningún ánimo de estar en contra de la gran contestación que la sociedad tiene que dar el 8 de marzo". 

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, este viernes en Madrid.
La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, este viernes en Madrid.
EP

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, mantiene que la prohibición de las manifestaciones del Día de la Mujer en Madrid obedecen a los datos epidemiológicos de la ciudad y ha asegurado que "no hay ningún ánimo de estar en contra de la gran contestación que la sociedad tiene que dar el 8 de marzo".

"Esto no es que estar en un lado o en otro, aquí hay un 8 de marzo que celebra un país contundentemente, como es España y una gran ciudad que da siempre una respuesta extraordinaria. Y hay una pandemia con unos datos particularmente no buenos aquí en Madrid", ha incidido Calvo este viernes en declaraciones a la prensa antes de participar en un acto sobre la pobreza infantil.

La vicepresidenta del Gobierno ha advertido de que en estos momentos conviene tener "criterios ponderados" y Madrid "no es un lugar normal". "Cualquier manifestación en Madrid es siempre la más grande, la más importante", ha afirmado.

La "razón"

Los datos epidemiológicos de Madrid -ha apuntado- no son los mejores, por eso ve justificada la decisión del delegado del Gobierno al que le preocupa que en un lugar tan grande, con tanta densidad demográfica, "pudiera llevarnos a una concentración de personas que nos haga retroceder en la situación pandémica".

"Esta es la razón por la que otro tipo de manifestaciones más pequeñas, mas acotadas, en cualquier otro lugar de España pueden ser más asumibles y en Madrid pueden significar alguna posibilidad de estar en riesgo", ha subrayado.

Además, ha reiterado que "no hay ningún ánimo de estar en contra" de la gran contestación del 8-M, sino de "tener un criterio ponderado en el caso de Madrid por las circunstancias que tiene".

La vicepresidenta del Ejecutivo central ha recordado que las marchas de Madrid con motivo del Día de la Mujer han sido algunas de las más importantes del mundo y, por lo tanto, "hay que tener bastante cuidado con que Madrid no tenga un punto de avance en la lucha contra la pandemia".

"Tres solas"

"No hay más, el Gobierno como tal y como Gobierno feminista, y desde luego los partidos que lo componen, estamos volcadísimos con la respuesta el 8-M, absolutamente volcados frente a una contestación que la ultraderecha tiene contra la lucha de las mujeres y el feminismo", ha defendido.

Calvo ha indicado que el Ejecutivo participará en los actos del 8 de marzo y ha recordado que ella misma lleva "toda la vida", manifestándose desde hace 40 años "que de verdad éramos tres solas". "Tenemos ya una cierta experiencia de lo que es estar el 8-M en pie".

Sobre el recurso de CC. OO. y UGT a la decisión de la Delegación del Gobierno, Calvo ha asegurado respetar esta decisión, pero ha pedido también que se entiendan los motivos de prevención sobre lo que un acto tan grande pueda implicar a efectos sanitarios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión