Despliega el menú
Nacional

Piden cárcel para una educadora por maltratar a uno de los menores de un centro de protección donde trabajaba

Además de la pena de un año de prisión, la Fiscalía solicita  que se prohíba a la procesada aproximarse al menor a menos de 200 metros o comunicarse con él por periodo de dos años

child-1439468_960_720
Aumento de las condenas por maltrato infantil
Elena Rodríguez

La Fiscalía Provincial de Almería pide  un año de prisión para una educadora de un centro de protección de menores de Almería acusada de maltratar a uno de los niños, a quien habría encerrado bajo llave en una habitación para después propinarle "empujones y bofetadas en la cara".

El Ministerio Público imputa a la procesada la presunta comisión de un delito de malos tratos del artículo 152.2 y 152.3 del Código Penal y tiene en cuenta para interesar la pena el hecho de que la víctima es un menor necesitado de especial protección, que lo hizo supuestamente ante otros niños y en el interior de su domicilio.

Según indica el escrito de calificación provisional, la acusada, de 40 años y vecina de Granada, era educadora en un centro residencial básico de protección de menores del norte de la provincia, de titularidad municipal, cuando se produjo el presunto episodio de maltrato.

La fiscal relata que, en la tarde del 26 de febrero de 2017, en el transcurso de "un altercado" con uno de los menores en acogida y "debido al estado de nerviosismo en el que este se encontraba", lo habría "encerrado con llave en una de las habitaciones" del inmueble.

Añade que, posteriormente, la acusada "lo sacó a un patio trasero", donde le habría propinado "varios empujones y bofetadas en la cara, llegando a pillarle un pie con la puerta al impedir que el menor entrase de nuevo en el domicilio".

El escrito recoge, asimismo, que la acusada, más tarde, y "en presencia de algunos menores que residen en el centro", sentó a la víctima en "una silla" y supuestamente "le dio" otra "bofetada en la mejilla" mientras le decía: "ahora cuando digas que te he pegado, que sea verdad".

Al margen de la pena privativa de libertad, la Fiscalía interesa que se prohíba a la procesada aproximarse al menor a menos de 200 metros o comunicarse con él por periodo de dos años, pero no interesa responsabilidad civil ya que "no causó lesión alguna".

Etiquetas
Comentarios