Despliega el menú
Nacional

El CNI advierte que el uso de las redes domésticas por el teletrabajo ha multiplicado los ciberataques

La directora del Centro Nacional de Inteligencia, Paz Esteban, ha advertido de que “todos somos corresponsables de la seguridad nacional y todos debemos hacer un uso responsable de las tecnologías”.

La web vendía sus servicios de ciberataques por un precio aproximado de 13 euros.
La web vendía sus servicios de ciberataques por un precio aproximado de 13 euros.
Pixabay

La directora del Centro Nacional de Inteligencia, Paz Esteban, ha advertido este jueves de que la pandemia y el teletrabajo han supuesto la multiplicación de ciberataques a empresas y organismos a través de las redes domésticas y dispositivos personales de sus trabajadores.

“El uso de las redes privadas y las herramientas personales, con menores niveles de seguridad, ha tenido como consecuencia directa la multiplicación en el número y agresividad de los ciberataques”, ha advertido en su intervención en el XXXII Seminario Internacional de Seguridad y Defensa, organizado por la Asociación de Periodistas Europeos con el título “Amenazas desde el ciberespacio”.

En consecuencia, “todos somos corresponsables de la seguridad nacional y todos debemos hacer un uso responsable de las tecnologías”, ha dicho.

Para Esteban, los ciudadanos son uno de los elementos esenciales a la hora de garantizar la seguridad en el ciber espacio y por ello debe exigir que la seguridad se incorpore de serie en dispositivos productos y servicios que consume, un punto en el que ha coincidido con el anterior jefe del CNI, el general Sanz Roldán.

“Cada ordenador, cada tablet y cada teléfono debe venir de serie con certificado de seguridad”, ha insistido Sanz Roldán, quien ha incidido en la necesidad de que cada consumidor asuma la responsabilidad de velar por su propia seguridad en internet.

En su intervención, la directora del CNI ha advertido de que, en los últimos meses, han proliferado los “actores estatales, grupos organizados, colectivos e individuos que, en cuestión de minutos, pueden comprometer los activos de cualquier individuo, empresa u organismo público o privado”.

Si antes estos ataques iban dirigidos principalmente contra la Administración pública y empresas de sectores estratégicos, cada vez más, estos ataques se producen contra las cadenas de suministro de las víctimas – intermediarios, proveedores y distribuidores- con redes habitualmente menos protegidas y que son una forma de acceso al objetivo final.

“No es un problema que podamos minimizar”, ya que se trata de amenazas persistentes avanzadas (APT por sus siglas en inglés) detrás de las cuales existen grupos de trabajo estables con altos conocimiento y gran cantidad de recursos materiales y económicos por lo que suelen estar patrocinados por Estados o por grandes grupos cibercriminales”, ha advertido. 

Etiquetas
Comentarios