Despliega el menú
Nacional

nacional

Un inmigrante muerto y 11 heridos en un salto a la valla de Melilla

Alrededor de 300 subsaharianos intentan pasar a la ciudad autónoma, aunque solo lo logran 30.

Un policía y un guardia de seguridad vigilan a un grupo de inmigrantes que han logrado saltar la valla en Melilla.
Un policía y un guardia de seguridad vigilan a un grupo de inmigrantes que han logrado saltar la valla en Melilla.
P. S./Efe

La Delegación del Gobierno en Melilla ha cifrado en 30 el número de inmigrantes que han logrado entrar en la ciudad autónoma en un intento de salto masivo de unos 300 subsaharianos y en el que ha muerto uno de ellos, otros ocho han resultados heridos y tres guardias civiles han sufrido lesiones.

Según ha informado en una nota de prensa la Delegación, el salto se ha producido sobre las 6.30 este jueves en la zona comprendida entre el paso fronterizo de Barrio Chino y el complejo hostelero del V Pino, cerca del aeropuerto de Melilla.

La Delegación del Gobierno ha señalado que el fallecimiento de uno de los inmigrantes se ha producido, "al parecer, por causas naturales", si bien otras fuentes han precisado a Efe que el hombre cayó desde una altura de cuatro metros al cauce de un arroyo.

Hasta la zona acudieron efectivos del 061 y la Cruz Roja para atender al inmigrante, al que se le practicó la reanimación cardiopulmonar, "pero lamentablemente se certificó poco después su fallecimiento", ha informado el organismo gubernamental.

Como consecuencia del salto, tres guardias civiles han sufrido heridas leves: uno tiene un hombro dislocado, otro un corte en la cabeza, y un tercero ha sufrido una bajada de azúcar. Asimismo, ocho inmigrantes han resultado heridos leves como consecuencia del salto y han sido atendidos por magulladuras y golpes.

Reducir la presión asistencial

Mientras, el Gobierno de Melilla ha señalado que se hará cargo de la atención a la treintena de inmigrantes que han logrado saltar y que se encuentran en el centro de acogida temporal habilitado en la plaza de toros, pero ha pedido al Ejecutivo central que lleve a cabo traslados a la península para reducir la presión asistencial que sufre.

A preguntas de los periodistas, el presidente del Gobierno de Melilla, Eduardo de Castro (Cs), ha recordado que hace varias semanas, durante el estado de alarma, el Ejecutivo central llevó a cabo el traslado a la península de un grupo de inmigrantes que se encontraba acogido en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

"Esperamos que se pueda habilitar algún mecanismo para que se reduzca esto", ha dicho De Castro en alusión al número de residentes que hay en el CETI, que lleva meses muy por encima de su capacidad máxima, lo que llevó al Ministerio de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones a no admitir a más personas en dicho centro.

Desde el inicio de la pandemia, la ciudad autónoma se ha hecho cargo de la atención de los inmigrantes que han ido accediendo de forma irregular a Melilla, primero en un campamento habilitado en el complejo hostelero V Pino, muy cerca de donde esta madrugada se ha producido el salto a la valla protagonizado por 300 inmigrantes, y después en la plaza de toros, donde se habilitó un centro temporal de acogida de personas sin hogar en la ciudad.

"Seguimos teniendo el mismo problema, cada vez que entran estas personas hay que asistirlas, no hay otra forma de hacerlo porque no podemos negarle lo más básico, que es un techo, comida y cuidados sanitarios, y más en los tiempos que corren", ha argumentado el presidente melillense.

El de este jueves es el segundo salto masivo que sufre la valla de Melilladesde el cierre fronterizo, después de que otros 55 inmigrantes de origen subsahariano lograran acceder el pasado 6 de abril en un intento protagonizado por 260 personas.

Etiquetas
Comentarios