Despliega el menú
Nacional

POLÍTICA

Carles Puigdemont: "Si yo me presentase y el Parlament me invistiese, claro que iría"

El expresidente de la Generalitat, que sigue residiendo en Bélgica, atribuye "malentendidos" con Junqueras a la falta de relación directa estos años.

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemot.
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.
EP

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha asegurado que no tiene claro si quiere ser candidato del nuevo Junts a volver a presidir el Govern, pero sí que volvería de Bélgica para asumir el cargo. "Si yo me presentase y el Parlament me invistiese, claro que iría, como ya tenía previsto ir" en la ocasión anterior, en 2018, ha dicho en una entrevista de TV3.

En cuanto a 2018, ha dicho que el sentido de volver de Bélgica era para actuar como presidente: "Éste era el sentido de volver. Volver para ser detenido gratuitamente e ir a la prisión no como presidente tenía poco sentido".

Aun así, Puigdemont no ha aclarado si querrá ser candidato, aunque ha dicho: "Si tuviese que tomar esta decisión hoy, seguramente sería que no".

Y ha matizado: "Pero como mi vida -digámoslo así- no se puede planificar más allá de una semana vista, yo no hago planes en este sentido".  

Relación con Junqueras

Ha corroborado que está teniendo mucho contacto con su exvicepresidente y líder de ERC, Oriol Junqueras, como él mismo ha dicho estos días.

Puigdemont ha explicado que incluso habla más últimamente con el republicano que con Quim Torra: "Estas últimas semanas, sí, he hablado más con Oriol Junqueras que con el presidente Torra".

"Hemos estado demasiados años teniéndonos que relacionar con intermediarios", ha lamentado.

Y ha añadido: "Gran parte de algunos malentendidos que nos han acompañado en estos años de exilio se deben al hecho de que no hemos podido -él y yo, y otra gente- tener una relación directa y fluida como la que tenemos ahora".

"Ha habido un golpe. Se han roto todas las reglas constitucionales"

El expresidente ha afirmado que desde el Estado se ha incumplido la ley ante el proceso soberanista: "Es que ha habido un golpe de Estado. Se han roto todas las reglas constitucionales. El pacto del 78 no existe; es una fantasía".

Ha acusado a Felipe VI de tomar partido y romper toda la neutralidad, y ha añadido: "Debe explicarse este señor, porque, igual que yo, tenemos unas responsabilidades".

Ha añadido textualmente que creía que el Rey iba a comportarse como "un monarca constitucional", pero "el día 3 (de octubre de 2017) el Rey se hace de un partido político". 

Opina además sobre el cardenal y arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, por su papel mediador: "No se comportó como un hombre de Iglesia. Se comportó como un hombre de Estado. Y esto me parece inaceptable".

"Para los que somos católicos y cristianos me parece inaceptable. Se ha de estar al lado precisamente del débil, del que es perseguido, del que sufre; y estuvo al lado de los poderosos", ha dicho.

Aunque intentó una mediación, cree que lo hizo con poca convicción y que su actitud en conjunto fue mala: "En relación con los presos políticos, en relación a todos nosotros y al sufrimiento de nuestras familias no ha sido la un cristiano ejemplar". 

Etiquetas
Comentarios