Despliega el menú
Nacional

Los ayuntamientos negocian con empresas tecnológicas para implantar un sistema de seguridad en verano

Este verano la primera línea estará libre para que los paseos se hagan a una distancia suficiente de las sombrillas y veremos volar drones por encima de nuestras cabezas.

Inicio de la Fase 2 en Euskadi. Baño en playas
Baño en playas
EP

Este verano el paisaje será diferente. Las playas estarán mucho menos masificadas, la primera línea estará libre para que los paseos se hagan a una distancia suficiente de las sombrillas y veremos volar drones por encima de nuestras cabezas. Esa es una de las recomendaciones incluidas en el protocolo consensuado entre el Instituto de Calidad Turística de España (ICTE), comunidades y ayuntamientos que ha sido elaborado a petición del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

El documento, que está en fase de borrador y queda la aprobación del Ministerio de Sanidad, busca "implementar las mejores prácticas" por parte de los consistorios, que son quienes gestionan los arenales en última instancia. Uno de los puntos más destacados es la posibilidad de usar drones para controlar a los usuarios y que se respete el aforo y las medidas sanitarias sin necesidad de más personal a pie de playa.

Tecnología nacional

Una de las empresas españolas que está desarrollando aplicaciones para este uso es SMSPass, que ya está en negociaciones con varios ayuntamientos para su implementación en la vigilancia de sus playas con la solución creada junto con Alpha Unmanned Systems. Los drones tendrán una autonomía de más de 2 horas e incorporarán cámaras de alta calidad, al tiempo que la plataforma gestionará la reserva de espacios y franjas horarias en las playas a través del móvil para que los usuarios estén informados. Así, se pretende que si un turista observa que una playa está llena no se desplace hasta allí y se eviten colas y aglomeraciones.

Su consejero delegado, Eric Freeman, explica a este periódico que el sistema desarrollado por la empresa "conserva la privacidad" de los turistas y no capta la ubicación de nadie. "Los drones de Alpha mantienen la seguridad con los ciudadanos sin que ni siquiera sean vistos por la gente en la playa", explica Freeman, que destaca que estos aparatos vuelan a más de 600 metros de distancia, pero son capaces de distinguir aglomeraciones en las playas. "Estos drones profesionales vuelan mucho tiempo a gran altura y sin molestar, por lo que aseguran que la gente pueda disfrutar más este verano de las visitas al mar", destaca el CEO.

Etiquetas
Comentarios