Despliega el menú
Nacional

El número dos de la Guardia Civil que dimitió se reúne con Marlaska para rebajar la tensión

El teniente general Laurentino Ceña solicitó una audiencia oficial para despedirse tras negarse a firmar el cese de Pérez de los Cobos.

Fernando Grande-Marlaska este miércoles en el Congreso
Fernando Grande-Marlaska este miércoles en el Congreso
Efe

El teniente general Laurentino Ceña, exnúmero dos de la Guardia Civil que dimitió el martes tras el cese de su compañero Diego Pérez de los Cobos, se despidió este jueves de forma oficial de los ministros de Defensa e Interior, Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska, respectivamente, según confirmaron ministeriales.

Siguiendo la normativa militar, Ceña solicitó el miércoles la audiencia con los ministros después de adelantar su salida de la Dirección Adjunta Operativa (DAO). Lo hizo en medio de la crisis que se vive en la cúpula del instituto armado tras la abrupta salida el lunes del jefe de la Comandancia de Madrid, en plena investigación judicial sobre la autorización de la manifestación del 8 de marzo, entre otras.

Ceña, que cumplió 65 años en marzo, acordó entonces seguir como DAO hasta el próximo 2 de junio tras decretarse el estado de alarma. Pero su negativa a rubricar el cese del coronel Pérez de los Cobos le hizo adelantar su marcha. Un gesto que agradecieron sus colegas uniformados. No obstante, con las audiencias de este jueves, Ceña trató de rebajar la tensión entre parte de los mandos de la Benemérita y el Ministerio del Interior por los hechos acontecidos desde el lunes.

El último episodio se produjo el miércoles por la tarde, después de que Grande-Marlaska apartara al número tres del cuerpo, el teniente general Fernando Santafé , que cumplirá 65 años el año que viene, dentro de la renovación profunda que está llevando a cabo en la estructura directiva de la Guardia Civil.

Este cese, sin embargo, fue pactado por ambos y Santafé aceptó el nuevo encargo que le ha dado el ministro, según fuentes de Interior. Su sustituto en el Mando Operativo será el general de división Félix Blázquez, responsable hasta ahora de la sensible zona del Estrecho de Gibraltar, mientras que al DAO llega el también general de división Pablo Salas, exjefe de Inteligencia.

Laurentino Ceña, que presentó su dimisión este martes tras el cese del coronel jefe de la Comandancia de Madrid, Diego Pérez de los Cobos, se ha despedido primero de la ministra de Defensa, Margarita Robles, y luego ha hecho lo propio con el secretario de Estado de Seguridad y, por último, con el ministro del Interior.

Laurentino Ceña llegó al puesto de máxima responsabilidad de la Guardia Civil con el exministro del Interior Juan Ignacio Zoido, aunque durante su etapa se eliminó la figura del director adjunto operativo (DAO) para poner una estructura más horizontal. Con la llegada de Fernando Grande-Marlaska al Ministerio, apostó por este teniente general como DAO.

La dimisión de Laurentino Ceña se conoció este martes. Su relevo estaba previsto el 2 de junio, pero se paralizó por la crisis sanitaria con el coronavirus, donde fue uno de los mandos que ejerció de portavoz en el comité de gestión que de forma diaria se reunía en el Palacio de la Moncloa. Debido a que dio positivo en Covid-19, fue sustituido por el general jefe del Estado Mayor, José Manuel Santiago.

En sus comparecencias públicas de estos días, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha desligado el cese de Pérez de los Cobos y los relevos en la cúpula de la Guardia Civil de la investigación judicial sobre el inicio del contagio de coronavirus y la posible responsabilidad de la Delegación del Gobierno por permitir la manifestación feminista del 8M.

Etiquetas
Comentarios