Despliega el menú
Nacional

LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS

¿Qué es el test de seroprevalencia que prepara el Gobierno para la población?

El proyecto del Ministerio de Sanidad para desarrollar un muestreo epidemiológico de la población española echa a andar con pruebas rápidas de sangre. Estas son las preguntas y respuestas sobre esta iniciativa.

Test rápidos a 4 policías municipales y cuatro bomberos en cuarentena
Así se realizan los test rápidos del covid-19
Miguel Gracia/Ayto. Zaragoza

¿Qué es el test de seroprevalencia que prepara el Gobierno para la población?

El proyecto del Ministerio de Sanidad para desarrollar un muestreo epidemiológico de la población española echa a andar con pruebas rápidas de sangre. Estas son las preguntas y respuestas sobre esta iniciativa.

¿En qué consiste el test?

Son unas pruebas rápidas de sangre que solo requieren que el paciente se haga una punción en el dedo y que ofrecen resultados en diez minutos. Los test detectarán "lo que produce el cuerpo cuando se enfrenta al virus", que cuando comienza a aumentar, sobre todo cuando pasan cinco o siete días de enfermedad, se traduce en un resultado positivo.

¿A quién se le va a realizar?

Se prevé estudiar una cohorte de un mínimo de 62.400 personas, a las que se les hará un test rápido y que si dan negativo a los 21 se les hará una PCR, más fiable, pero menos rápida. Se ha diseñado un estudio, que contempla una amplia representación de la población. Los responsables, del estidio, técnicos de Sanidad en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III, advierten de que la logística "no es fácil" y se están poniendo todas las herramientas para comenzar los test en las próximas semanas.

¿Dónde se va a realizar?

El Ministerio ha publicado en su web la guía para la utilización de esos test en los lugares de mayor prevalencia del virus: hospitales, centros sociosanitarios y residencias de ancianos. Pero también está previsto que se acuda a residencias particulares.

¿Cuál es el objetivo?

Hacer estos test de anticuerpos en los puntos con más prevalencia del coronavirus y además así el uso de PCR. Asimismo, «son muy útiles para ayudarnos a conocer la situación de los sanitarios que puedan tener la enfermedad, para utilizarlos en residencias y para realizar estudios de seroprevalencia (manifestación general de una enfermedad en un grupo medida con análisis de sangre) que permitan conocer la magnitud verdadera del número de españoles asintómaticos, que según las estimaciones, son muchos más que los que han tenido síntomas y muchos más que los que han ingresado en hospitales», explica el jefe del servicio de Infecciosos del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), José Miguel Cisneros. Los test rápidos resultarán clave para «definir la parte sumergida de la infección», esto es, «pacientes asintomáticos o que han tenido cuatro mocos y ni han consultado», añade.

¿Cuál es su fiabilidad?

Estos test «no son perfectos» (en palabras del responsable de Emergencias, Fernando Simón) porque necesitan que el paciente haya contraído el virus por lo menos cinco días antes de que se realice la prueba. Si no, los resultados son muy poco fiables. Pero son útiles para cumplir los objetivos expuestos en la pregunta anterior. Las pruebas rápidas del Ministerio de Sanidad miden dos tipos de anticuerpos que el organismo de una persona contagiada desarrolla para defenderse del virus. Son las inmunoglobulinas IGG y las inmunoglobulinas IGM. Las IGM comienzan a aparecer cuatro días después de la infección y en el séptimo día, dan un 60 o 70% de casos positivos. Cuando pasan las jornadas, el nivel de las IGM empieza a descender y las sustituyen las IGG, de modo que a los 14 días de la infección, la fiabilidad de las pruebas es del 100%.

¿Sustituye a las pruebas PCR tomadas en las fosas nasales y boca?

No. Pero es complementario. Cisneros recuerda que la prueba PCR (reacción en cadena de polimerasa), una técnica que utiliza muestras respiratorias tomadas en las fosas nasales o en la boca, sigue siendo el procedimiento de referencia porque ofrece una sensibilidad por encima del 80% desde el primer día de contagio, ya que analiza el virus, y no los anticuerpos. Pero para conocer sus resultados se debe esperar alrededor de cuatro horas y media, y esto es un problema cuando existen tantos pacientes sospechosos.

¿Cuál es la ventaja del test de seroprevalencia?

«Si en mi consulta de Urgencias hay diez personas que pueden tener coronavirus y tres de ellas me dan positivo en el test rápido, ya puedo clasificarlas, sin esperar las cuatro horas que requieren las pruebas PCR», argumenta Cisneros, que considera que los dos sistemas son perfectamente complementarios «siempre que estén validados por un microbiólogo». En la misma línea, con los test, según informa el Ministerio de Sanidad, se optimizará el uso de las PCR ya que si el test es positivo se confirmará el diagnóstico y solo habrá que hacer la PCR, la prueba más fiable, si es negativo.

Etiquetas
Comentarios