Despliega el menú
Nacional

El fuego de Tasarte, en Gran Canaria, afecta a unas 1.000 hectáreas

Morales ha señalado que en la zona de Tasarte se ha trabajado "intensamente" y, aunque "técnicamente no está controlado ni extinguido" en dicha zona, sí que se trata de un fuego que "no permanece activo".

Fuego en la zona de Inagua, en Gran Canaria
Fuego en la zona de Inagua, en Gran Canaria
Cabildo de Gran Canaria

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha informado este lunes de que el incendio forestal de Tasarte ha afectado desde que se iniciara en la tarde del sábado, 22 de febrero, a unas 1.000 hectáreas.

En una rueda de prensa, Morales ha señalado que en la zona de Tasarte -donde se inició el fuego- se ha trabajado "intensamente" y, aunque "técnicamente no está controlado ni extinguido" en dicha zona, sí que ha señalado que se trata de un fuego que "no permanece activo".

Por ello, ha señalado que los vecinos de Tasartico podrán ir volviendo a sus viviendas, para lo que durante este lunes se abrirá la carretera GC-200. En el caso de la población de Tasarte, Morales ha dicho que entiende a las personas, pero se está evaluando, ya que se pretende el regreso "controlado y seguro".

En cuanto a Tocoman y El Hoyo, ha destacado que siguen evacuados "por prevención", al tiempo que ha detallado que también sigue cerrada la GC-105 para dar "mayor operatividad".

Evolución del fuego

Así durante la noche se pudo perimetrar la zona alta de Tasarte, El Llano de Las Brujas y el Aula de la Naturaleza, mientras que por la zona este, el fuego va hacia Los Riscos, donde "previsiblemente muere", y hacia Tejeda donde llegaría a lo quemado en verano, por lo que es una parte que "genera menos preocupación".

Sin embargo, queda un frente en el este hacia Pajonales, donde ha dicho que se "trabaja con mayor intensidad" y donde se ha empleado medios aéreos de "manera muy limitada", ya que ha actuado "un helicóptero dos horas", teniendo que retirarse porque "no se puede trabajar en esa circunstancias".

Ha añadido que se está a la espera de que lleguen dos hidroaviones solicitados, que al igual que los seis helicópteros que vendrían desde distintas islas están a expensas de poder volar ante la situación meteorológica.

Morales afirmado que actualmente "sigue habiendo vientos" y aunque ha llovido, ha sido "muy poco". Así, admitido que la extinción del incendio la está dificultando el viento, las fuertes pendientes en la zona y el no poder emplear medios aéreos, si bien se trata de un fuego "en superficie, que no afecta a la copa del pinar", por lo que se prevé que el daño sea "menor".

Actualmente, gracias a los 85 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) de la Base de Morón, en Sevilla, que se han desplazado a la isla, se trabaja en la zona con 150 efectivos de la UME en Gran Canaria "de manera efectiva" en la extinción de la zona.

Etiquetas
Comentarios