Despliega el menú
Nacional

política

Pablo Casado apoya el pin parental y acusa al Gobierno de usarlo de cortina de humo para "tapar el escándalo de Delgado"

El presidente del PP invoca la Constitución al defender este mecanismo y asegura que "no es una broma" y que su rechazo por parte de Sánchez augura tendencias intervencionistas.

Pablo Casado durante su intervención en la cita de los populares en Murcia.
Pablo Casado durante su intervención en la cita de los populares en Murcia.
Marcial Guillén/EFE

El líder del PP, Pablo Casado, considera que las críticas del Gobierno por la implantación del conocido como 'pin parental' no son más que una "cortina de humo" para tapar el "escándalo" del nombramiento de la exministra Dolores Delgado como fiscal general del Estado. Casado ha clausurado en Murcia, la región donde desde agosto pasado se da a los padres la posibilidad de vetar charlas para sus hijos en los colegios sobre asuntos como la educación sexual, en un acto del PP llamado "Gobiernos por la libertad", con participación de alcaldes de las principales ciudades donde gobierna este partido.

Durante su discurso, el presidente del PP ha invocado la Constitución, en concreto el artículo 27 que reconoce el derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos, para defender esta medida educativa promovida por Vox y ha asegurado que su rechazo por el Gobierno augura tendencias intervencionistas. Casado, que ha acusado al Ejecutivo de polemizar sobre el 'pin parental' para eludir críticas sobre Delgado al igual que el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, ha dado la máxima trascendencia al asunto, al que ha dedicado buena parte de su discurso. Y ha recordado que la ministra de Educación, Isabel Celaá, lejos de rectificar su opinión de que los hijos no son "propiedad" de los padres, se ha ratificado en ello: "Ya no es broma", ha apostillado al respecto.

Casado ha vinculado esta idea al pensamiento de los regímenes comunistas, por lo que ha afirmado que su preocupación "es máxima", y se ha preguntado si el Gobierno piensa "como dicen a las familias en Cuba, que los niños son de la Revolución". Es más, ha planteado si "vamos a llegar" a que "los niños delaten a sus padres cuando no son buenos revolucionarios, como pasa en Cuba" o incluso a la "Europa en blanco y negro" de los años del telón de acero cuando "los hijos que delataban a sus padres porque no estaban de acuerdo con el régimen en el que vivían" eran separados de sus familias.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha respondido al Gobierno desde Murcia esta mañana sobre el polémico 'pin parental'. "Mis hijos son míos y no va a venir un burócrata, un socialista o un comunista a decir a mis hijos cómo tengo que educarlos", ha señalado el presidente popular.

"De eso estamos hablando, señora Celaá, señor Sánchez, señora Montero", ha insistido el máximo dirigente del PP, quien ha alargado su argumentación al mostrarse igualmente preocupado por si en España el 'soviet' de Unidas Podemos o del PSOE acabará expropiando las segundas viviendas de las familias, siguiendo el modelo del '¡Exprópiese!' del venezolano Hugo Chávez. Ante todo ello, Pablo Casado ha invocado una y otra vez la defensa de la "libertad" que caracteriza al PP, en este caso aplicada a los padres respecto a la educación que reciben sus hijos, y ha alertado de que lo que está ocurriendo "es el punto de no retorno" y "la línea roja" que nunca se debería traspasar.

En presidencia del secretario general del partido, Teodoro García Egea, de todos los vicesecretarios, del portavoz en el Senado, Javier Maroto, Casado ha dicho también, dirigiéndose al presidente murciano, que la implantación del "pin parental" está "bien" y que "no descubre la pólvora", y lo ha comparado con la autorización requerida a los padres cuando sus hijos van de excursión con el colegio. En todo caso, ha asegurado a los suyos que no van a "morder el anzuelo" de este nuevo "globo sonda" del Gobierno, y ha alertado de que pronto llegará otro sobre la rebaja a 16 años de la edad mínima para que las "niñas" puedan abortar, ante las dificultades que el Ejecutivo va a tener en Europa con sus cifras macroecónomicas.

Y como además de López Miras en el acto han participado los alcaldes de Madrid, Murcia, Santander, Almería, Zaragoza, Córdoba, Alicante y Teruel, ha remarcado que ante las medidas del Gobierno "más radical de nuestra historia democrática" las comunidades y ayuntamientos donde Gobierna el PP actuarán como su contrapeso. De este manera, si el Ejecutivo sube los impuestos o baja la calidad educativa, los tributos se bajarán en estos territorios y se adoptarán medidas para garantizar esta educación, ha enfatizado.

Etiquetas
Comentarios