Despliega el menú
Nacional

elecciones generales

Sánchez critica a PP y Ciudadanos por achantarse frente a una ultraderecha "envalentonada"

El PSOE lucha por el tercer escaño en Valladolid a costa de Unidas Podemos.   

Sánchez
Pedro Sánchez en el debate de este lunes.
HA

El presidente del Gobierno y candidato a la reelección, Pedro Sánchez, ha criticado la actitud que percibió en los presidentes de PP y Ciudadanos frente al líder del Vox, Santiago Abascal, en el debate del lunes, donde en su opinión se vio a "una derecha achantada frente a una ultraderecha envalentonada".

En un mitin ante 300 militantes y simpatizantes en Valladolid, Sánchez ha vinculado el silencio de Pablo Casado (PP) y Albert Rivera (Ciudadanos) ante los postulados de Abascal con los acuerdos sellados con esta formación para gobernar en territorios como Andalucía, Madrid o Murcia.

Casado y Rivera callaban, interpreta Sánchez, porque han hecho "todo lo contrario" que sus colegas en Francia o Países Bajos, donde combaten a la ultraderecha "aislándola" y "condenando su racismo".

Y es que el líder socialista ha recordado cómo en el debate Abascal banalizó con la violencia de género y defendió la supresión de las autonomías, por lo que ha animado a votar por el PSOE para demostrarle a PP y Ciudadanos que si quieren ganarse la confianza de los ciudadanos la "única manera de lograrlo" es aislando a Vox y no vetando al PSOE. 

A la caza del voto obrero

Dirigiéndose al público que le escuchaba, vecinos del barrio obrero de Los Pajarillos, con problemas de delincuencia y marginalidad, Sánchez ha prometido desarrollar políticas de izquierda que defiendan "a la clase media y trabajadora" si se mantiene al frente de La Moncloa.

En esta provincia el PSOE pasó de uno a dos escaños en las elecciones de abril y, aunque los socialistas sostienen que se puede aspirar al tercer escaño, lo cierto es que para ello tendrían que mejorar mucho sus resultados.

El objetivo, verbalizado por el alcalde de la ciudad y portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Óscar Puente, es crecer a costa de Unidas Podemos, que en abril se quedó a 6.000 votos de conseguir escaño. Para ello, el PSOE apela al voto útil para que los sufragios de los votantes de izquierda no se tiren a la basura decantándose por Podemos.

De ahí que la visita de Sánchez haya sido a este barrio, donde el 38 por ciento de sus vecinos votaron al PSOE en las pasadas generales. De manera previa a su intervención, el líder socialista dio un breve paseo de tres minutos por algunas de sus calles debido a que el avión en el que se desplaza llegó con retraso.

A ellos les ha recordado que fue su Gobierno el que subió el Salario Mínimo Interprofesional (bajo la presión de Podemos), recuperó el subsidio para parados de larga duración de más de 52 años y la cotización a la Seguridad Social de las cuidadoras de personas dependientes y revertió los recortes educativos. 

Etiquetas
Comentarios