Despliega el menú
Nacional

casa real

Los Reyes y sus hijas abandonan Barcelona sin incidentes

En el último acto en la Fundación Princesa de Gerona, la Familia Real ha competido entre sí para dar soluciones de sostenibilidad.

Los Reyes y sus hijas han abandonado este martes el Palacio de Congresos de Cataluña sin que hubiera protestas o incidentes en sus alrededores, y, tras tres días de estancia en Barcelona, han regresado a Madrid.

Felipe VI, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía llegaron el domingo a la Ciudad Condal, el lunes presidieron la entrega de los premios Princesa de Gerona y este martes han participado en varias de las actividades organizadas por la fundación que lleva ese nombre.

La principal protesta contra la presencia de los Reyes en Cataluña fue el lunes, cuando en los alrededores del Palacio de Congresos de Cataluña y del contiguo hotel Juan Carlos I, donde se han alojado los miembros de la Familia Real, se congregaron miles de personas.

Hubo quema de fotos del Rey, algún incidente aislado y tuvo que cortarse la avenida Diagonal, un corte que también se efectuó unas horas durante la tarde del domingo.

En todo momento ha habido un fuerte dispositivo de seguridad a cargo de los Mossos d'Esquadra y de la Policía Nacional en torno al Palacio de Congresos y al hotel, que han estado rodeados por vallas.

Unas vallas que se han empezado a retirar a primera hora de la tarde una vez que los Reyes han abandonado el Palacio de Congresos para dirigirse en coche hasta el aeropuerto de Barcelona y, desde allí, emprender viaje de regreso a Madrid. 

Los miembros de la familia real han seguido con interés las explicaciones

Del pedaleo sostenible del Rey a la malla de mandarinas de la Reina    

Antes de dejar Barcelona, los Reyes y sus hijas han participado en las actividades organizadas por la Fundación Princesa de Gerona tras la entrega de sus premios, y en una de ellas han competido entre sí para aportar ideas en favor del medio ambiente y la sostenibilidad.

El Rey ha asistido en su auditorio a la sesión inaugural de esta jornada de actividades en las que, en diversas conferencias y talleres, se han debatido soluciones a los retos de los más jóvenes.

A lo largo de la mañana se han sumado también la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía, que han recorrido algunos de esos talleres.

En uno de ellos sobre medio ambiente y en el que los participantes tenían que identificar retos y aportar soluciones, el Rey y la princesa han formado parte de un equipo con varios jóvenes, mientras que a otro se han incorporado la Reina y la infanta Sofía.

Al término del tiempo ofrecido para plantear soluciones y a instancias del director del taller, los dos equipos de los que formaban parte los miembros de la Familia Real y que han competido entre sí han tenido que exponerlas en público.

Una de las jóvenes del equipo del Rey ha explicado que su idea era un aula en el que, para concienciar de la importancia del medio ambiente, los asientos fueran bicicletas que, con el pedaleo, generaran electricidad.

A la hora de exponer el eslogan de esta idea, el Rey ha animado a la princesa a que fuera quien lo hiciera público, pero doña Leonor ha acogido la propuesta con timidez y ha sido él quien la ha bautizado: "Pedalea por la sostenibilidad".

Entre aplausos de las decenas de participantes en esta actividad, el turno siguiente ha sido para el equipo de la Reina, quien tomó la palabra para presentar a los integrantes del grupo y explicar que su idea tenía como objetivo reducir el uso de plásticos.

Para ello ha dicho que han copiado a la industria tabaquera con sus imágenes que vinculan el hábito de fumar con enfermedades.

"¿Compraríais esta malla de mandarinas?", ha preguntado en alto, y ante el silencio de muchos de los presentes y algunos noes, la Reina ha apostillado: "Ahí lo dejamos".

Etiquetas
Comentarios