Despliega el menú
Nacional

juicio del procés

Las protestas contra la sentencia del 'procés' en Barcelona pierden fuerza

Unas 350.000 personas han salido esta tarde en Barcelona en contra de la decisión del supremo, un número alto aunque inferior al medio millón que cifró la Guardia Urbana el pasado viernes, el día de 'paro de país' 

Unas 350.000 personas, según la Guardia Urbana de Barcelona, se concentran en la calle Marina para participar en la manifestación convocada por la ANC, Òmnium Cultural y otras entidades, para protestar contra las condenas dictadas por el Tribunal Supremo a los líderes del 'procés'.

Esta protesta se produce una semana después de las 'Marchas por la libertad' impulsadas por la ANC y Òmnium por toda Cataluña -que reunieron el viernes 18 a más de medio millón de personas, también según la Guardia Urbana, y se vieron empañadas por los disturbios en las movilizaciones de los CDR-, las dos entidades soberanistas han buscado así de esta manera poner el acento en el carácter "pacífico" del movimiento independentista y medir fuerzas frente al constitucionalismo, que se manifestará mañana en el centro de Barcelona.

A la manifestación, convocada para las 17.00 horas y que llena ya la calle Marina, se han adherido todas las fuerzas independentistas -JxCat, PDeCAT, ERC, la CUP y Demòcrates- y tanto el presidente de la Generalitat, Quim Torra, como el presidente del Parlament, Roger Torrent, han anunciado su asistencia.

La movilización, bajo el lema "Libertad", llega después de que el pasado 14 de octubre el Tribunal Supremo hiciese pública la sentencia del 1-O, con penas de cárcel para Oriol Junqueras, Raül Romeva, Joaquim Forn, Jordi Turull, Josep Rull, Dolors Bassa, Carme Forcadell, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Detrás de las barricadas, jóvenes violentos se enfrentan a la Policía. El 83% de los detenidos son independentistas catalanes, jóvenes españoles y no antisistema llegados de otros países como en un principio se aseguraba, ya que entre los detenidos solo el 13% eran extranjeros. Siempre encapuchados y cubriéndose la cara. El 16% de los detenidos hasta el momento son menores de edad.

El vicepresidente del ejecutivo catalán, Pere Aragonès, así como consellers como Josep Bargalló (Educación), Àngels Chacón (Empresa) o Damià Calvet (Territorio) también han acudido a la movilización, en la que han participado asimismo familiares de los dirigentes encarcelados.

Igualmente han querido secundar esta multitudinaria muestra de rechazo a la sentencia el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, el presidente de la asociación de actores y directores profesionales de Cataluña, Àlex Casanovas, o el secretario general de la UGT, Camil Ros, aunque su homólogo de CCOO de Catalunya, Javier Pacheco, no ha acudido a la marcha, como tampoco ha habido presencia de los líderes de los comunes.

Los manifestantes han exhibido numerosas banderas 'estelades' y pancartas con eslóganes como "La prisión no es la solución", "Basta de represión", "Amnistía" o "Spain, sit and talk" ("España, siéntate a hablar").

Las proclamas en favor de la "independencia" de Cataluña o de la libertad de los "presos políticos" han marcado la manifestación, que ha llenado de manifestantes la calle Marina desde más allá de la Sagrada Familia hasta la avenida Icària, aproximadamente.

ANC y Òmnium critican al Ayuntamiento por la cifra

La ANC y Òmnium Cultural, las dos principales entidades organizadoras de la manifestación de esta tarde en Barcelona, han criticado al Ayuntamiento de la ciudad por la cifra -ofrecida por la Guardia Urbana- de asistentes a la manifestación contra la sentencia del procés.

En concreto, la Guardia Urbana ha cifrado en 350.000 los manifestantes congregados en la calle Marina bajo el lema "Libertad", para mostrar su rechazo a las condenas a los líderes del procés.

En declaraciones a TV3, el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha considerado "inadmisible" y "una vergüenza" la cifra dada por la Guardia Urbana, que ha atribuido al teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, que milita en Units per Avançar y que está integrado en el grupo municipal del PSC.

"Pediremos explicaciones", ha asegurado Mauri, que ha recordado que el 11 de noviembre de 2017, el soberanismo también llenó la calle Marina para protestar por el encarcelamiento de los líderes del procés, y entonces la Guardia Urbana habló de 750.000 personas.

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, también ha arremetido contra la cifra dada por una Guardia Urbana "dirigida por Albert Batlle", que, a su juicio, ya rebajó los números de la manifestación de la pasada Diada del 11 de septiembre.

"Empezamos a creer que hay intencionalidad. A ver qué cifra dan mañana", ha dicho Paluzie, en alusión a la manifestación convocada este domingo en Barcelona por Societat Civil Catalana contra el procés, a la que se han adherido los socialistas. 

Exigen al Govern una respuesta política a la altura del momento

Entidades soberanistas han reivindicado este sábado en Barcelona la "unidad" y el carácter "no violento" del movimiento independentista y han exigido al Govern y al Parlament que den "urgentemente una respuesta política e institucional a la altura del momento histórico" a la condena del 'procés'.

"Ante este ataque sin precedentes en democracia, nos hace falta urgentemente una respuesta política e institucional a la altura del momento histórico que estamos viviendo", han señalado en un manifiesto durante la manifestación independentista de Barcelona, leído por la presidenta de ANC, Elisenda Paluzie, el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, y representantes de organizaciones como el centro Iridia o la Mesa del Tercer Sector.

Las asociaciones han aseverado que continuarán liderando movilizaciones "pacíficas, transversales e inclusivas", pero han pedido a las instituciones catalanas y españolas "propuestas políticas que recojan el clamor de la calle".

"Lo haremos como lo hemos hecho hasta ahora, de una manera serena y pacífica, pero persistente y perseverante", han aseverado antes de garantizar que "las libertades" que reivindican "se defienden con la palabra y se ganan con la movilización pacífica de forma imaginativa, masiva y plural".

Asimismo, han abogado por la "lucha no violenta" porque el independentismo estará "unido y pacífico" frente a quienes lo quieren "dividido y violento".

Las entidades han apelado asimismo al Ejecutivo español, que "haría bien en escuchar el clamor de las calles de Cataluña que gritan libertad", y le han recordado que, a su juicio, "esta situación no se resolverá mientras haya gente en las cárceles, el exilio y no se puedan garantizar todos los derechos civiles y políticos condenados".

"Este conflicto político no se resolverá ni con jueces ni con más represión y violencia policial", han remarcado, antes de agregar que "el único camino posible es a través del diálogo que abra las puertas a una resolución política".

Han insistido en lanzar "un mensaje muy claro a las instituciones del Estado" para avisarle de que "la prisión, la represión y los encarcelamientos no pueden frenar la voluntad de una inmensa mayoría de la ciudadanía de Cataluña", ni siquiera con una sentencia que han tachado de "venganza" y que "agrava el problema".

La mujer del exconseller Jordi Turull, Blanca Bragulat, ha leído unas palabras en nombre de todas las familias de los políticos encarcelados, con las que ha destacado el "compromiso más fuerte que nunca" de todos ellos con Cataluña y su autodeterminación, y ha lamentado "esta ignominia de tantos años en prisión".

"Los tenemos que reivindicar hoy y siempre, a todos ellos, presos y exiliados, a todos aquellos que en los últimos tiempos están padeciendo la racha represiva del Estado español", ha lamentado.

Bragulat ha querido enviar "nuestra máxima estima y solidaridad" a todas las familias que están "padeciendo" esta "injusta situación y encarcelamiento". 

Etiquetas
Comentarios