Despliega el menú
Nacional

juicio del procés

​Sánchez se cita con Casado, Rivera e Iglesias tras condenar la violencia "generalizada" y "coordinada" en Cataluña

Desde Moncloa denuncian que una minoría esté tratando de imponer la violencia y quebrar la convivencia. El Gobierno "garantizará la seguridad y la convivencia" y si es necesario "actuará desde la firmeza".

El Gobierno de Pedro Sánchez aseguró este martes a última hora que los incidentes en Cataluña están siendo coordinados por grupos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña.

El presidente del Gobierno en funciones se reunirá a lo largo del día por separado con los líderes del PP, Pablo Casado; Ciudadanos, Albert Rivera; y Unidas Podemos, Pablo Iglesias, para analizar la escalada de violencia en Cataluña a raíz de la sentencia del 'procés'.

Así lo han indicado fuentes del Palacio de la Moncloa, que han denunciado que una minoría esté tratando de imponer la violencia y quebrar la convivencia en Cataluña.

"El Gobierno garantizará la seguridad y la convivencia en Cataluña, y recuerda que, si es necesario, actuará desde la firmeza, la proporcionalidad y la unidad", subraya.

Pedro Sánchez ya mantuvo una conversación telefónica el pasado lunes con Casado, Rivera e Iglesias tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo.

En un comunicado remitido a última hora de este martes, el Ejecutivo aseveró que es evidente que los disturbios no están siendo provocados por "un movimiento ciudadano pacifico", sino que están coordinados "por grupos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña".

En este sentido, desde el Gobierno señalaron que "una minoría esta queriendo imponer la violencia en las calles de las ciudades catalanas, especialmente Barcelona, Tarragona, Gerona y Lérida" después de conocer la sentencia condenatoria del Tribunal Supremo contra los líderes del 'procés'.

Asimismo, desde Moncloa aseveraron que "la violencia está siendo generalizada en todas las protestas" y que "grupos violentos de manifestantes han atacado las sedes de las subdelegaciones" del Gobierno en Tarragona, Gerona y Lérida, "y están provocando destrozos y actos vandálicos en otras localidades catalanas".

Labores de limpieza en las calles de Barcelona este miércoles por la mañana
Labores de limpieza en las calles de Barcelona este miércoles por la mañana
Efe

Ante esta situación, el Gobierno ha dejado claro que su objetivo "será en todo momento garantizar la seguridad y la convivencia en Cataluña, y lo hará si es preciso siguiendo su compromiso de firmeza, proporcionalidad y unidad".

Por último, el Ejecutivo ha querido "reconocer la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad de Estado, algunos de cuyos agentes han resultado heridos en los disturbios", y ha valorado "de manera muy positiva la coordinación y trabajo conjunto entre Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil".

Al filo de la medianoche y junto a estas violentas imágenes, el Gobierno en funciones ha emitido un comunicado en el que asegura que no se trata de un movimiento ciudadano pacífico, sino coordinado por grupos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña y agrega que garantizará la seguridad y "lo hará si es preciso siguiendo su compromiso de firmeza, proporcionalidad y unidad".

Junto al comunicado, Moncloa remitió un vídeo en el que se puede ver a los manifestantes quemando un contenedor de basura y, posteriormente, agrediendo a un ciudadano que trataba de sofocarlo con un extintor.

En otro de los documentos gráficos se puede ver cómo un grupo de encapuchados golpea y trata de impedir el avance de un furgón de la policía autonómica. En el mismo, se aprecia cómo los manifestantes golpean a varios efectivos de los antidisturbios mientras éstos se repliegan. 

Etiquetas
Comentarios