Despliega el menú
Nacional

caso villarejo

La Fiscalía pide 50.000 euros de fianza para el exnúmero 2 de la Policía por espionaje a Bárcenas

Eugenio Pino ya declaró el pasado enero en relación a la operación Kitchen, y ya entonces, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, el juez decidió imponerle la prohibición de salir de España y la retirada del pasaporte.

El extesorero del PP, Luis Bárcenas.
El extesorero del PP, Luis Bárcenas.
Efe

La Fiscalía ha pedido este martes libertad bajo fianza de 50.000 euros para el exnúmero dos de la Policía Eugenio Pino tras tomarle de nuevo declaración en la pieza Kitchen del caso Villarejo, en la que se investiga una operación diseñada en 2013 desde Interior para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas.

Según han informado fuentes jurídicas, los fiscales del caso Villarejo han hecho esta petición al juez que instruye esta causa, Manuel García Castellón, tras escuchar de nuevo a Pino, ex director adjunto operativo (DAO) de la Policía, en el marco de esta pieza declarada secreta. El magistrado decidirá en las próximas horas si accede o no a la solicitud de los fiscales Anticorrupción.

Eugenio Pino ya declaró el pasado enero en relación a la operación Kitchen, y ya entonces, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, el juez decidió imponerle la prohibición de salir de España y la retirada del pasaporte.

En aquella ocasión, en la que Pino dijo que la operación Kitchen no existió como tal, los fiscales reclamaron también al instructor que le impusiera comparecencias quincenales en el juzgado, pero García Castellón finalmente no acordó esta medida.

Tras esta nueva comparecencia de Pino, el juez también ha vuelto este martes a interrogar al exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Enrique García Castaño en cinco piezas del caso Villarejo en las que está siendo investigado, entre ellas Kitchen.

En una de las ocasiones que declaró por Kitchen, García Castaño manifestó que se trató de un dispositivo policial que se puso en marcha en 2013 por la alarma social que se produjo cuando ese año se supo que Bárcenas acumulaba una gran fortuna en Suiza.

Más adelante, cuando ya mostró una mayor disposición a colaborar con la investigación, ofreció más detalles sobre el espionaje al extesorero y aportó los nombres de los policías que le ayudaron en la clonación de los móviles de Bárcenas y cuyo contenido se grabó en un pendrive que, según su versión, él mismo entregó al número 2 de Interior Francisco Martínez.

En esa operación colaboró con él, según relató, el chófer del extesorero, Sergio Ríos, también imputado en esta causa y que según la investigación cobró 48.000 euros de fondos reservados por actuar como confidente policial.

Al trascender esta declaración de García Castaño, conocido como El Gordo, el propio Martínez negó después que este le entregara ese dispositivo y sostuvo que era falso lo declarado por el excomisario.

Durante su comparecencia de este martes, el juez ha limitado a las partes a preguntar a García Castaño unos cinco minutos por cada una de las cinco piezas por las que se le ha vuelto a citar, atendiendo a su delicado estado de salud, según fuentes jurídicas presentes en la declaración.

Sobre la pieza principal, por la que ya empezó a declarar en marzo y hasta que quedó interrumpido el interrogatorio porque su defensa advirtió de que no podía hablar sobre temas que afectan a fondos reservados porque, al ser secreto de Estado, debía solicitarse su desclasificación, este martes tampoco ha podido dar más detalles al no contar aún con la autorización del Consejo de Ministros.

García Castaño fue detenido en relación a esta causa en julio de 2018 y entonces la Fiscalía pidió sin éxito su ingreso en prisión. El entonces instructor Diego de Egea, le dejó en libertad con comparecencias quincenales en el juzgado, retirada del pasaporte y prohibición de salir de España.

Etiquetas
Comentarios